Publicado por el equipo de información de Bupa sobre la salud, noviembre de 2010.

Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de cáncer de pulmón, o a quienes desean informarse sobre el tema.

El cáncer de pulmón es el segundo cáncer más común y la tercera causa más común de muerte en el Reino Unido. Aproximadamente 33.400 personas son diagnosticadas de cáncer de pulmón cada año.

Cómo se desarrolla el cáncer
Acerca del cáncer de pulmón
Tipos de cáncer de pulmón
Síntomas del cáncer de pulmón
Causas del cáncer de pulmón
Diagnóstico del cáncer de pulmón
Tratamiento del cáncer de pulmón
Prevención del cáncer de pulmón
Ayuda y apoyo

 
Cómo se desarrolla el cáncer

La información proporcionada en el video no constituye un consejo sobre el diagnóstico o el tratamiento del cáncer y dicho asesoramiento siempre se debería pedir a un médico u otro profesional de la salud debidamente calificado.

Acerca del cáncer de pulmón

Usted tiene dos pulmones y se encuentran en su pecho dentro de su caja torácica. Sus pulmones llevan oxígeno a su cuerpo, pasándolo a la sangre, y eliminan el dióxido de carbono. El aire pasa desde la nariz y la boca hacia su tráquea. La tráquea se divide en dos vías llamadas bronquios, derecho e izquierdo, que se dirigen a cada pulmón. Cada bronquio se divide en tubos más pequeños llamados bronquiolos. Éstos conducen a los sacos de aire llamados alveolos. Es aquí donde se filtra el oxígeno hacia la sangre y el dióxido de carbono es expulsado de la sangre.

 

El cáncer de pulmón es el crecimiento descontrolado de células en los pulmones. Esto crea un bulto (tumor) que puede ser maligno (cancerígeno) o benigno (no cancerígeno).

El cáncer de pulmón puede empezar en el revestimiento de los bronquios o en el tejido pulmonar; esto se conoce como cáncer de pulmón primario. El cáncer que ha pasado a los pulmones a través del torrente sanguíneo o por medio del sistema inmunitario desde otra parte del cuerpo, se conoce como cáncer de pulmón secundario.

Tipos de cáncer de pulmón

Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón: el carcinoma pulmonar microcítico (CPM) y el carcinoma pulmonar no microcítico (CPNM).

Cáncer de pulmón no microcítico

Alrededor de ocho de cada 10 casos de cáncer de pulmón se diagnostican como CPNM. Hay tres tipos de CPNM.

  • El carcinoma de células escamosas es el tipo más común de cáncer de pulmón y afecta a los bronquios.
  • El adenocarcinoma afecta principalmente a la parte externa de los pulmones y es el cáncer de pulmón más común entre mujeres y no fumadores.
  • El carcinoma de células grandes puede afectar a cualquier parte de los pulmones y se produce aproximadamente en uno de cada 10 de todos los casos de cáncer de pulmón.

No siempre es posible identificar el tipo exacto de CPNM que tiene usted, y tal vez se le diagnostique CPNM “indiferenciado”. Esto no hará ninguna diferencia para su tratamiento, porque todos los CPNM son tratados de la misma manera (ver Tratamiento del cáncer de pulmón).

Cáncer de pulmón microcítico

Este tipo de cáncer de pulmón comienza en las células más pequeñas de los pulmones; por lo general, en las células que recubren los bronquios. Se puede desarrollar muy rápidamente y propagarse tempranamente a otras partes del cuerpo, a menudo antes de que haya sido diagnosticado. Por esta razón, el CPM puede ser difícil de tratar.

Síntomas del cáncer de pulmón

La mayoría de las personas con cáncer de pulmón no presentan síntomas tempranos en absoluto, pero puede que otras tengan:

  • una tos, la cual puede aparecer de manera gradual
  • un cambio en una tos que ha tenido durante mucho tiempo; por ejemplo, si usted fuma, una tos seca y constante puede convertirse en una tos de pecho
  • flema con manchas de sangre (esputo)
  • falta de aire
  • pérdida del apetito
  • pérdida de peso
  • cansancio

Entre los síntomas menos comunes están:

  • hinchazón en el rostro o cuello
  • una voz ronca
  • dolor en el pecho o en los hombros
  • ensanchamiento o engrosamiento de la punta de los dedos (llamado dedos en palillo de tambor)

Estos síntomas no siempre son causados ​​por el cáncer de pulmón, pero si los ha tenido durante más de tres semanas, consulte a su médico de cabecera.

Causas del cáncer de pulmón

El hábito de fumar es la principal causa de cáncer de pulmón, responsable de casi nueve de cada 10 casos de cáncer de pulmón. Ser fumador pasivo o respirar humo de segunda mano (el humo de otras personas) también está relacionado con el cáncer de pulmón.

Otros factores que aumentan las probabilidades de contraer cáncer de pulmón incluyen los siguientes:

  • Exposición al asbesto.
  • Exposición a altos niveles de gas radón, un gas radiactivo que se encuentra en forma natural.
  • Cantidades insuficientes de frutas y verduras en su dieta.
  • Enfermedad pulmonar previa
  • Un sistema inmunitario debilitado; por ejemplo, si usted tiene VIH/SIDA.

Diagnóstico del cáncer de pulmón

Su médico de cabecera le preguntará cuáles son sus síntomas y lo examinará. También le puede hacer preguntas sobre su historia clínica. Por lo general, su médico de cabecera le referirá a un hospital para una radiografía de tórax.
Si su radiografía de tórax muestra señales de cáncer de pulmón, generalmente se le enviará con un médico especializado en enfermedades del pecho.
Se le puede realizar las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico, determinar el tipo de cáncer que tiene y si el cáncer se ha propagado (a esto se se le llama etapas del cáncer).

  • Tomografía computarizada (TC). En este procedimiento, se utilizan rayos X para hacer imágenes tridimensionales de una parte del cuerpo.
  • Broncoscopia. Es un procedimiento utilizado para observar el interior de los pulmones. Una cámara telescópica, similar a un tubo estrecho, se pasa por la tráquea hasta los pulmones. Su médico puede tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia). Ésta se enviará a un laboratorio para analizarla y determinar el tipo de cáncer de pulmón.

Tratamiento del cáncer de pulmón

El tratamiento del cáncer de pulmón depende del tipo de cáncer, de cuánto se ha propagado y de su estado general de salud.

El CPM se suele tratar con quimioterapia, debido a que con frecuencia ya se ha propagado para el momento en que se diagnostica. El CPNM se puede tratar con cirugía, quimioterapia, radioterapia, tratamiento con láser o con una combinación de estos métodos. 

Su médico le explicará cuáles son sus opciones de tratamiento.

Tratamientos no quirúrgicos

  • La radioterapia utiliza la radiación para destruir las células cancerígenas. Se dirige una emisión de radiación hacia las células cancerígenas, la cual reduce el tamaño del tumor. La radioterapia se suele administrar con quimioterapia, particularmente en el CPM.
  • La quimioterapia utiliza medicamentos que destruyen las células cancerígenas. Es el principal tratamiento en el CPM, pero también puede ser utilizada en pacientes con CPNM. Es posible recibirla, antes o después de la cirugía o junto con radioterapia.
  • Las terapias biológicas consisten en el uso de medicamentos que utilizan sustancias de origen natural en su cuerpo para destruir el cáncer. Las sustancias se fabrican de modo que puedan ser utilizadas en grandes cantidades para combatir el cáncer. Entre ellas están: erlotinib (Tarceva), gefitinib (Iressa), cetuximab (Erbitux), y bevacizumab (Avastin).
  • La ablación por radiofrecuencia (o terapia con láser) consiste en el uso de un rayo de luz de alta potencia para destruir las células cancerígenas. Resulta conveniente si usted tiene CPNM en etapa inicial, o no desea o no puede someterse a una cirugía.
  • La terapia fotodinámica consiste en la inyección de fármacos fotosensibles en el cuerpo, para que los absorban las células cancerosas. Un láser de baja potencia se utiliza para activar los medicamentos. Este tratamiento es conveniente si usted tiene un pequeño CPNM en etapa inicial, o cuando no desea o no puede someterse a una cirugía.

Cirugía  

La cirugía puede ser utilizada para tratar el CPNM si el cáncer no se ha propagado. Se puede extirpar una pequeña sección, el lóbulo o un pulmón entero, dependiendo del tamaño, tipo y ubicación del cáncer. Para empezar, también depende del estado en que se encuentren los pulmones.

Cáncer de pulmón avanzado

El cáncer de pulmón puede ser difícil de curar, porque a menudo no provoca síntomas hasta que ya se ha propagado. Cuando la cura no sea posible, el objetivo de su tratamiento será darle la mejor calidad de vida posible. Esto se conoce como cuidados paliativos.

Se le puede ofrecer una combinación de los tratamientos que aquí se describen para ayudar a reducir el tamaño del tumor y controlar sus síntomas. También hay medicamentos disponibles para ayudar a aliviar otros síntomas tales como el dolor, tos, náuseas, vómitos y falta de apetito.

Prevención del cáncer de pulmón

Usted puede reducir su riesgo de desarrollar cáncer de pulmón haciendo ciertos cambios de estilo de vida, tales como:

  • dejar de fumar
  • no beber cantidades excesivas de alcohol
  • llevar una dieta balanceada con al menos cinco porciones de frutas y verduras al día

Asegurarse de obtener suficiente vitamina D puede reducir su riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de pulmón. La vitamina D es producida naturalmente por el cuerpo cuando expone su piel a la luz solar; también se puede obtener de algunos alimentos, como los pescados grasos. Sin embargo, la mayoría de las personas no reciben suficiente de estas fuentes. Esto es especialmente cierto si usted vive en una región que está más cerca del polo norte o sur que del ecuador (por ejemplo, el Reino Unido, Canadá o el sur de Argentina), donde la luz solar para producir vitamina D es lo suficientemente fuerte solo durante el verano.

Usted puede reducir su riesgo de desarrollar cáncer de pulmón tomando de 35 a 50 microgramos de vitamina D al día (entre tres y cuatro tabletas de alta resistencia, de 12,5 microgramos). Esto también reducirá su riesgo de desarrollar varias afecciones relacionadas con los huesos como la osteoporosis y osteomalacia. Siempre lea el prospecto que viene con sus suplementos y si está embarazada o amamantando, pida antes asesoramiento a su farmacéutico o médico de cabecera. Hable con su médico de cabecera antes de tomar suplementos de vitamina D; especialmente si está tomando diuréticos por hipertensión, tiene antecedentes de cálculos renales o insuficiencia renal.

Ayuda y apoyo

Recibir un diagnóstico de cáncer puede ser angustiante para usted y su familia. Una parte importante del tratamiento del cáncer es el apoyo para lidiar con los aspectos emocionales, además de los síntomas físicos. Los médicos y los enfermeros especializados en cáncer son expertos en proporcionar el apoyo que necesita, y pueden también visitarle en su casa. Si usted está en una etapa más avanzada del cáncer, hay más apoyo disponible en los hospicios o a domicilio.

Escuché que hay nuevos tratamientos disponibles para el cáncer de pulmón. ¿Cómo puedo saber si son convenientes para mí y cómo me puedo beneficiar con ellos?
Mi médico me ha mencionado el cuidado de hospicio. ¿Me pueden brindar más información al respecto?
Tendré una cirugía para extirpar parte de uno de mis pulmones. ¿Cómo afectará esto mi estilo de vida? ¿Tendré que dejar de practicar deportes?

Escuché que hay nuevos tratamientos disponibles para el cáncer de pulmón. ¿Cómo puedo saber si son convenientes para mí y cómo me puedo beneficiar con ellos?

Una gran cantidad de nuevos tratamientos para el cáncer de pulmón se están probando en ensayos clínicos. Consulte a su médico para más información.

Explicación

Nuevos tratamientos para el cáncer de pulmón se están probando en ensayos clínicos. Los mismos se llevan a cabo para comprobar si el tratamiento es seguro, si tiene efectos secundarios, si es mejor que el tratamiento actual disponible o si le ayuda a sentirse mejor.

Los ensayos clínicos pueden incluir pequeños cambios en los tratamientos que ya se utilizan o pueden implicar tratamientos completamente nuevos. Algunos ensayos comparan un tratamiento estándar con uno nuevo. Usted no podrá elegir el tratamiento que recibe; se le dará información acerca de ambos y una computadora le asignará su tratamiento al azar.

Otro tipo de ensayo consiste en la administración controlada de placebo. Los mismos se realizan a menudo si no hay un buen tratamiento estándar disponible para usted. De la misma manera, una computadora decidirá si usted recibe un nuevo medicamento experimental o una píldora falsa (placebo). Los investigadores luego observan si alguno de los grupos de pacientes mejora o tiene menos efectos secundarios. La ventaja de participar en estos ensayos es que puede recibir un nuevo tratamiento o puede ayudar a pacientes en el futuro. Todos los tratamientos que se utilizan en la actualidad en algún momento han sido probados en un ensayo clínico.

Pregúntele a su médico si estos tratamientos que se encuentran en ensayos clínicos son convenientes para usted. Él o ella tendrá en cuenta el tipo y la etapa de su cáncer, los tratamientos que ya ha tenido, su estado general de salud y otras afecciones médicas que tenga.

Más información

Fuentes

  • How do you find a trial? Cancer Research UK. www.cancerhelp.org.uk, consultado el 28 de septiembre de 2010

 

Mi Médico me ha mencionado el cuidado de hospicio. ¿Me pueden brindar más información al respecto?

Si usted tiene un cáncer que no se puede curar y necesita ayuda para controlar sus síntomas, su médico puede recomendarle los cuidados de hospicio.

Explicación

Si usted tiene un cáncer que no se puede curar, los hospicios pueden desempeñar un papel importante al ofrecerle apoyo a usted y su familia. El cuidado de hospicio puede mejorar sus síntomas y su calidad de vida. Muchos hospicios también ofrecen cuidados si usted no tiene una enfermedad terminal pero se beneficiaría con cuidados paliativos para ayudar con síntomas como el dolor, problemas respiratorios y pérdida de peso.

Puede que no necesite cuidado de hospicio en forma permanente; tal vez solamente necesite un hospicio una vez por semana para recibir apoyo o asesoramiento, o por algunos días para tener sus síntomas bajo control.

Los hospicios también pueden ofrecerle a usted, su familia y amigos una amplia gama de apoyo adicional. Esto incluye asesoramiento sobre cómo hacer frente a su cáncer, así como apoyo para la aflicción. Usted puede encontrar cuidados de hospicio no solo en centros especializados y unidades de cuidados paliativos, sino también en los hospitales y centros de cuidados de hospicio diurnos.

Más información

Fuentes

  • What is hospice care? Help the Hospices. www.helpthehospices.org.uk, consultado el 28 de septiembre de 2010
  • What is the difference between supportive care, palliative care and terminal care, or are they the same thing? Macmillan Cancer Support. www.macmillan.org.uk, consultado el 28 de septiembre de 2010

 

Tendré una cirugía para extirpar parte de uno de mis pulmones. ¿Cómo afectará esto mi estilo de vida?   ¿Tendré que dejar de practicar deportes?

El impacto que la cirugía para el cáncer de pulmón tendrá en su capacidad para practicar deportes y hacer ejercicio dependerá de la cantidad de pulmón que se extraiga y qué tan saludables estén sus pulmones.

Explicación

Después de la cirugía para el cáncer de pulmón es importante que trate de volver a su estado físico tan pronto como sea posible. Antes de salir del hospital pregunte a su médico o fisioterapeuta cuánto ejercicio debería tratar de hacer. Al principio es importante que lo tome con calma y no se esfuerce demasiado.

A medida que comience a recuperarse de la cirugía, podría intentar hacer caminatas rápidas y enérgicas o nadar. Esto mejorará su fuerza muscular y su estado físico. También puede probar otros ejercicios incluyendo técnicas de respiración y relajación. Trate de mantener un estilo de vida saludable, no fumando, comiendo saludablemente y bebiendo con moderación.

El impacto que tendrá la cirugía en el estilo de vida y la capacidad para hacer deportes varía de persona a persona. En parte dependerá de la cantidad de pulmón que se extirpe, también de qué tan saludable estaba el resto de sus pulmones antes de la cirugía. Si usted es o era fumador, sus pulmones pueden haber sufrido daños. Su cirujano realizará una prueba de sus pulmones antes de la cirugía para determinar el daño.

Más información

Fuentes

  • After surgery for lung cancer. Cancer Research UK. www.cancerhelp.org.uk, consultado el 28 septiembre de 2010
  • Lung cancer. The diagnosis and treatment of lung cancer. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Clinical Guideline 24, 2005. www.nice.org.uk, consultado el 27 septiembre de 2010
  • Complementary therapies. Macmillan Cancer Support. www.macmillan.org.uk, consultado el 28 de septiembre de 2010

 

Temas relacionados

 

[Box] Hoja informativa sobre el cáncer de pulmón

 Temas relacionados

Más información

 

Fuentes

  • Lung cancer. Cancer Research UK. www.cancerhelp.org.uk, consultado el 27 de septiembre 2010
  • Simon C, Everitt H, and Kendrick T, Oxford Handbook of General Practice. 3ª edición. Oxford: Oxford University Press, 2010: 328–29
  • Lung cancer – the diagnosis and treatment of lung cancer. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Clinical Guideline 24, 2005. www.nice.org.uk
  • Lung cancer, oat cell (small cell). Emedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 5 octubre de 2010

Artículos relacionados

Esta hoja informativa es para personas que buscan información sobre las principales formas de estadificar y calificar el cáncer.   El cáncer se...
Dr. Soren Carstens, Jefe de Operaciones Clínicas, Bupa Global No está solo, si no sabe qué decir o qué hacer cuando un colega o empleado recibe un diagnóstico de cáncer en esté...