Conjuntivitis es la inflamación de la membrana superficial transparente (la conjuntiva) que recubre la parte blanca del ojo.
 
Acerca de la conjuntivitis
Tipos de conjuntivitis
Síntomas de la conjuntivitis
Cuando consultar a su médico
Diagnóstico de la conjuntivitis
Tratamiento de la conjuntivitis
 

Acerca de la conjuntivitis    

 
Existen dos tipos principales de conjuntivitis, según cuál sea la causa de la afección: una infección o una alergia.
 
Además, la conjuntivitis también puede ser causada por la entrada de un agente irritante en el ojo, como una sustancia química o un objeto extraño, por ejemplo, arenilla.
 

Tipos de conjuntivitis

 

Conjuntivitis infecciosa

La conjuntivitis infecciosa es causada por una infección bacteriana o viral en el ojo.
 
A veces los bebés tienen conjuntivitis durante las primeras semanas después del nacimiento. Esto puede suceder si se trasmite una infección del cérvix (cuello uterino) o de la vagina de la madre durante el parto, o si el bebé tiene una reacción a un tratamiento que se le aplique en su ojo. Comuníquese con su médico de cabecera si su bebé recién nacido tiene signos de una infección en los ojos.
 

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica puede ser causada por una alergia, como por ejemplo, alergia al polen (fiebre del heno), ácaros del polvo o cosméticos.
 
Existen cuatro tipos de conjuntivitis alérgica:
 

  • conjuntivitis alérgica estacional: afecta a ambos ojos y es frecuente que las personas la tengan simultáneamente con fiebre del heno
  • conjuntivitis alérgica perenne: las personas con este tipo de conjuntivitis alérgica tienen síntomas todos los días del año en ambos ojos, a menudo, al despertarse cada mañana
  • dermatoconjuntivitis por contacto: este tipo de conjuntivitis puede irritar los párpados y ocurre con mayor frecuencia en personas que usan gotas para los ojos
  • conjuntivitis papilar gigante: es común en personas que usan lentes de contacto blandos, aunque también puede darse en personas que usan lentes de contacto duros y después de una cirugía de ojos

 
[Insert illustration with label: The different parts of the eye]
 

Síntomas de la conjuntivitis

 
La conjuntivitis puede afectar un ojo o ambos y los síntomas que puede causar incluyen:
 

  • molestia, a menudo descrita como una sensación de ardor o de arenilla en el ojo
  • enrojecimiento del blanco de los ojos
  • visión borrosa
  • ojos llorosos o secreción de sus ojos
  • una leve sensibilidad a la luz

 
Sus síntomas dependerán del tipo de conjuntivitis que tenga.
 
Si usted tiene conjuntivitis alérgica, quizás también tenga:
 

  • párpados inflamados
  • ojos llorosos y con picazón
  • otros síntomas de la fiebre del heno, incluyendo estornudos, nariz con moqueo y picazón en la nariz y en la garganta
  • una erupción cutánea en los párpados (si su conjuntivitis es causada por una reacción alérgica a un producto médico o cosmético)

 
Si usted tiene conjuntivitis infecciosa, quizás también tenga:
 

  • supuración amarilla, parecida al pus, de sus ojos, la cual puede llevar a que tenga los párpados pegados cuando se despierta (si tiene una infección bacteriana)
  • una supuración acuosa que puede formar costras en la mañana pero que no se parece al pus (si tiene una infección viral)
  • síntomas parecidos a la gripe, como fiebre y dolor de garganta
  • nódulos linfáticos inflamados delante de las orejas (los nódulos linfáticos son glándulas que se encuentran por todo su organismo y forman parte del sistema inmunológico)

 

Cuándo consultar a un médico

Consulte de inmediato a su médico de cabecera si sus ojos están muy rojos o si además de los ojos rojos tiene:
 

  • dolor agudo en sus ojos
  • sensibilidad a la luz
  • dificultad para ver

 
También debe comunicarse con su médico de cabecera si ha tenido síntomas de conjuntivitis más de unos cuantos días.

 

Causas de la conjuntivitis

 

Conjuntivitis infecciosa

Se cree que la mayoría de los casos de conjuntivitis son causados por virus más que bacterias. El tipo de virus que generalmente causa esta afección recibe el nombre de adenovirus. Este virus también puede causar el resfriado común, por lo que es posible que tenga conjuntivitis al mismo tiempo que un resfriado.
 
Las bacterias Staphylococcus aureus y Streptococcus pneumoniae son las causas más frecuentes de la conjuntivitis bacteriana. Usted puede contraer conjuntivitis infecciosa mediante el contacto cercano con otra persona que la tenga. Es importante lavarse las manos después de estar en contacto con alguien que tiene esta afección.
 
La conjuntivitis infecciosa es más frecuente en niños y en personas mayores.
 

Conjuntivitis alérgica

Puede tener conjuntivitis alérgica si es alérgico al polen de las plantas que se liberan en el aire aproximadamente por la misma época todos los años. Esto recibe el nombre de conjuntivitis alérgica estacional o conjuntivitis de la fiebre del heno.
 
La conjuntivitis alérgica perenne (todo el año) puede ser causada por ácaros del polvo o la piel de animales.
 
Las gotas para los ojos, los cosméticos y otras sustancias químicas también pueden causar conjuntivitis alérgica: la causa más frecuente son las gotas para los ojos.
 
También puede tener una forma de conjuntivitis alérgica llamada conjuntivitis papilar gigante si usa lentes de contacto o después de una cirugía de ojos.
 
Agentes irritantes

La entrada de objetos extraños en el ojo, como una pestaña, arenilla o una sustancia química como cloro, puede causar conjuntivitis. La conjuntivitis causada por un objeto extraño podría afectar solamente uno de sus ojos.
 

Diagnóstico de la conjuntivitis

 
Su médico de cabecera le preguntará cuáles son sus síntomas y le examinará. También le hará preguntas sobre su historia clínica. Quizás le pida que lea un gráfico para examinar su visión.
 
Su médico de cabecera podría usar un tinte especial y una luz azul para ver la superficie de su ojo. Eso se llama examen de fluoresceína. Si su médico de cabecera piensa que usted tiene conjuntivitis infecciosa, podría tomar una muestra de su ojo para identificar la causa. La muestra será enviada a un laboratorio para su análisis.
 
Su médico de cabecera podría referirle a un oftalmólogo (un médico especializado en la salud de los ojos).
 

Tratamiento de la conjuntivitis

 

Autoayuda

Si usted normalmente usa lentes de contacto, no los use hasta que se le haya pasado la conjuntivitis. También es importante que no se frote los ojos, porque esto puede hacer que la inflamación empeore.
 
Si tiene conjuntivitis alérgica, trate de mantenerse alejado de lo que sea que la esté causando. Por ejemplo, si usted es alérgico a un cosmético, no lo vuelva a usar y pruebe un producto alternativo (espere hasta que hayan desaparecido los síntomas para probar el nuevo producto). Podría resultar más difícil si es alérgico al polen, pero mantener las ventanas y puertas cerradas durante aquellos días en que el nivel de polen es muy alto puede ayudar a reducir sus síntomas. Una compresa fría (una toalla facial mojada con agua fría) puede ayudar a aliviar sus ojos.
 
La conjuntivitis infecciosa generalmente desaparece sin tratamiento en una a tres semanas pero esto puede variar según cada persona. Puede resultar útil limpiar sus ojos y quitar las secreciones de sus párpados y pestañas con un algodón mojado con agua.
 
La conjuntivitis infecciosa es contagiosa. Por lo tanto, es importante lavarse las manos a menudo, especialmente después de tocarse los ojos. Es mejor no compartir almohadas y toallas. No vaya a nadar hasta que no se le haya pasado la conjuntivitis. No es necesario que deje de ir al trabajo cuando tenga conjuntivitis, y si sus hijos tienen conjuntivitis pueden seguir yendo a la escuela, excepto si hay muchas personas afectadas por un "brote" de conjuntivitis.
 

Medicamentos

Si usted tiene conjuntivitis bacteriana, su médico de cabecera podría recetarle gotas o un ungüento con antibiótico para los ojos. Puede adquirir estos medicamentos de venta libre en una farmacia.
 
La conjuntivitis viral sanará por sí sola sin necesidad de medicamentos.
 
Si tiene conjuntivitis alérgica, podría ayudarle tomar medicamentos antihistamínicos. Estos están disponibles como medicamentos de venta libre en su farmacia o su médico puede recetárselos. Vienen en forma de gotas para los ojos o tabletas.
 
Su médico también podría recetarle gotas llamadas estabilizadores de mastocitos. Estas gotas también están disponibles en venta libre y son más efectivas para controlar sus síntomas a largo plazo (en comparación con los antihistamínicos que le brindarán alivio rápido). Podrían pasar varias semanas antes que usted comience a sentir el efecto, pero mientras espera que esto suceda, puede tomar antihistamínicos al mismo tiempo para controlar sus síntomas.
 
Lea siempre el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento, y si tiene preguntas, consulte a su farmacéutico o médico.

Etiquetas:

Esta sección contiene respuestas a preguntas comunes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico. Vea nuestras respuestas a preguntas comunes sobre la conjuntivitis, incluyendo:
 
¿Puedo hacer algo para aliviar mis síntomas cuando tengo conjuntivitis?
¿Cuál es la diferencia entre ojos pegajosos y conjuntivitis en los bebés?
¿Por qué las personas que usan lentes de contacto son más propensas a tener conjuntivitis?
 
 

¿Puedo hacer algo para aliviar mis síntomas cuando tengo conjuntivitis?

 
Sí, usted puede tomar diversas medidas de autoayuda para reducir los síntomas de la conjuntivitis.
 

Explicación

Si usa lentes de contacto, es importante que se los quite ya que le irritarán los ojos. Procure no volver a usarlos hasta que los síntomas hayan desaparecido o al menos hasta 24 horas después de haber terminado el tratamiento.
 
Para ayudar a aliviar sus ojos, coloque compresas frías (una toalla facial mojada con agua fría) sobre el ojo o los ojos afectados.
 
También hay medidas que usted puede tomar para impedir que sus síntomas empeoren o se propaguen.
 

  • Limpie las costras o secreciones de sus párpados y pestañas usando bolas de algodón empapadas en agua.
  • No se frote los ojos.
  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente después de tocarse los ojos.
  • No comparta toallas ni almohadas.

 
Si sus síntomas son causados por una alergia (por ejemplo, polen o ácaros del polvo), procure en lo posible mantenerse alejado del alérgeno. Cuando el nivel de polen sea alto, usted puede:
 

  • mantener las ventanas de edificios y automóviles cerradas
  • usar gafas de sol envolventes 
  • tomar una ducha y lavarse el cabello tan pronto llegue a su casa
  • no secar la ropa lavada a la intemperie

 
Si usted es alérgico a los ácaros podría resultarle útil:
 

  • colocarle al colchón una funda a prueba de ácaros
  • usar almohadas sintéticas y un edredón de acrílico
  • lavar toda la ropa de cama al menos una vez a la semana

 
Si tiene preguntas o inquietudes sobre las medidas de autoayuda para la conjuntivitis, hable con su médico de cabecera.
 

¿Cuál es la diferencia entre ojos pegajosos y conjuntivitis en los bebés?

 
Los ojos pegajosos son muy frecuentes en bebés pequeños y a menudo la afección se resuelve sin tratamiento en el correr del primer año. Sin embargo, la conjuntivitis en bebés recién nacidos (durante las primeras semanas de vida) puede ser un signo de una infección más grave. Si cree que su bebé tiene conjuntivitis, es importante que se comunique con su médico de cabecera lo antes posible.
 

Explicación

Cuando nacen los bebés, su sistema lagrimal no está completamente desarrollado. El extremo del ducto nasolagrimal, el conducto que lleva lágrimas a la nariz, normalmente no está completamente abierto. En la mayoría de los casos, se abre rápidamente, resolviendo el problema. Sin embargo, hasta en uno de cada cinco bebés, el conducto permanece cerrado en el primer mes, causando ojos llorosos y pegajosos. Esto se conoce comúnmente con el nombre de "ojos pegajosos". El término médico es "obstrucción congénita del conducto nasolagrimal".
 
Los primeros síntomas que usted puede advertir es que los ojos de su bebé están llorosos sin razón aparente (es decir, no es por un estado emocional o que esté alterado). Le puede correr una lágrima por la mejilla o tener el rostro empapado en lágrimas. También podría haber algo de pus o costras alrededor de sus ojos.
 
Los ojos llorosos son un síntoma de la conjuntivitis al igual que de los ojos pegajosos, por lo que a veces podría resultar difícil diferenciar estas dos afecciones. Sin embargo, con la conjuntivitis su bebé también podría tener:
 

  • sensibilidad y molestia
  • picazón: quizás note que su bebé se frota los ojos más de lo habitual
  • enrojecimiento de las partes blancas del ojo
  • leve sensibilidad a la luz

 
Su bebé podría estar más molesto con estos síntomas que si tan solo tuviera ojos pegajosos.
 
Es importante consultar a su médico de cabecera si cree que su bebé tiene conjuntivitis, ya que esto puede ser el resultado de la trasmisión de una infección a su bebé en el nacimiento. Las dos infecciones más graves son clamidia, que puede hacer que su bebé contraiga neumonía y gonorrea que puede derivar en una infección grave de los ojos.
 

¿Por qué las personas que usan lentes de contacto son más propensas a tener conjuntivitis?

 
La conjuntivitis, y en especial la conjuntivitis papilar gigante, es una afección frecuente en personas que usan lentes de contacto. A menudo es desencadenada por sustancias químicas y conservantes en las soluciones para los lentes de contacto o en los propios lentes de contacto, los cuales pueden hacer que sus ojos se irriten y le piquen.
 

Explicación

Puede tener conjuntivitis papilar gigante si su organismo reacciona a un alérgeno en la solución oftálmica o en los lentes de contacto. Un alérgeno es una sustancia que puede causar una reacción alérgica. El sistema inmunológico de su cuerpo confunde el alérgeno con un invasor perjudicial, causando una reacción. Los alérgenos no son normalmente perjudiciales y la mayoría de las personas no son sensibles a ellos. Para las personas que usan lentes de contacto, el alérgeno generalmente se encuentra en las sustancias químicas y conservantes en las soluciones para el cuidado de los lentes de contacto, en las gotas para los ojos o en los propios lentes.
 
El alérgeno hace que partes de su conjuntiva (la capa transparente y superficial que cubre el blanco del ojo) se inflamen y produzcan demasiada mucosidad. Esto hace que su(s) ojo(s) esté(n) irritado(s) y le pique(n) y puede hacer que le resulte molesto usar lentes de contacto. Algunas personas sienten que los lentes se desplazan cada vez que pestañean, haciendo que los síntomas empeoren aún más.
 
Deberá dejar de usar los lentes de contacto si tiene conjuntivitis papilar gigante. Con frecuencia esto detendrá de inmediato la sobreproducción de mucosidad en sus ojos, pero quedará el enrojecimiento y la molestia. Es importante que consulte a su médico de cabecera u optometrista para que le examinen sus ojos y puedan descartar otras afecciones de la vista. Un optometrista es un profesional de la salud calificado que examina los ojos, hace pruebas de la vista y expende anteojos y lentes de contacto.
 
Su optometrista podría recomendarle que use sus lentes durante períodos más cortos o con menos frecuencia. Es posible que también deba cambiar los productos que usted usa para el cuidado de sus lentes. A veces, podría ser necesario que cambie definitivamente a otros lentes.
 
En ocasiones, podría necesitar que le refieran a un oftalmólogo para un diagnóstico y tratamiento más profundo. Un oftalmólogo es un médico especializado en la salud de los ojos, incluyendo cirugía ocular.
 
A menudo no se necesita ningún tratamiento ya que los síntomas comienzan a desaparecer cuando deja de usar los lentes de contacto. Para ayudar a aliviar sus ojos, coloque compresas frías (una toalla facial mojada con agua fría) sobre el ojo o los ojos afectados. Además, asegúrese de no frotarse los ojos por mucho que le piquen. En ocasiones, si los síntomas son muy intensos, el médico podría recetarle un medicamento para la alergia.
 
Si tiene preguntas o inquietudes sobre la conjuntivitis papilar gigante, hable con su médico u optometrista.
 

Más información

 

 

Fuentes

 

  • Conjunctivitis - infective. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 30 de septiembre de 2009
  • Conjunctivitis. Medlineplus. www.nlm.nih.gov, consultado el 30 de septiembre de 2009
  • Bacterial conjunctivitis. Clinical Evidence. www.clinicalevidence.bmj.com, consultado el 30 de septiembre de 2009
  • Conjunctivitis – allergic. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 30 de septiembre de 2009
  • Conjunctivitis. Merck manuals online medical library. www.merck.com, 30 de septiembre de 2009
  • Factsheet on conjunctivitis. Health Protection Agency. www.hpa.org.uk, consultado el 30 de septiembre de 2009
  • Young JDH, MacEwen CJ. Fortnightly review: Managing congenital lacrimal obstruction in general practice. BMJ 1997; 315(7103):293-96
  • Clinical management guidelines: CL-associated papillary conjunctivitis (CLPC), giant papillary conjunctivitis (GPC). The College of Optometrists. www.college-optometrists.org, consultado el 4 de octubre de 2009
  • Conjunctivitis, giant papillary. Emedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 4 de octubre de 2009
  • Conjunctivitis. Health Protection Agency North West. www.hpa.org.uk, consultado el 28 de octubre de 2009
  • Beers MH, Fletcher AJ, Porter R, et al., The Merck manual of medical information. New York: Pocket Books, 2003:1296-97
  • Conjunctivitis. American Optometric Association. www.aoa.org, consultado el 28 de octubre

 


 
 

Temas relacionados

 

  • Antibióticos
  • Clamidia
  • Resfriado común
  • Gonorrea
  • Fiebre del heno

 
Fecha de publicación: Enero del 2010
 

Artículos relacionados

Los piojos de la cabeza son insectos que viven en el cuero cabelludo y en el cuello. A pesar de que estos piojos pueden resultar embarazosos y a veces molestos, en general no...
La fiebre glandular (también conocida como mononucleosis infecciosa) es una enfermedad común en adolescentes y en adultos jóvenes. La mayoría de las...