Crup es el nombre común de la laringotraqueobronquitis. Ocurre cuando la laringe (caja laríngea), la tráquea y los bronquios (conductos de aire hacia los pulmones) contraen una infección. Es una afección común y muy pocas veces tiene consecuencias graves.
El crup afecta principalmente a niños menores de seis años de edad. A menudo no se necesita ningún tratamiento, pero a veces se recetarán medicamentos.

Acerca del crup
Síntomas del crup
Complicaciones del crup
Causas del crup
Diagnóstico del crup
Tratamiento del crup
Prevención del crup

Acerca del crup

El crup es una infección de la parte superior del sistema respiratorio (respiración) y se caracteriza por una tos perruna.  Hace que las vías respiratorias se inflamen e hinchen y causa que se produzca una mucosidad espesa, por lo que resulta difícil que el aire entre y salga de los pulmones.
Aproximadamente tres de cada 100 niños contraerán crup cada año. Afecta principalmente a niños entre pocos meses de nacidos hasta los seis años de edad, pero es más probable que los niños la contraigan si son menores de tres años. Esto se debe a que, a esa edad, la tráquea y las vías respiratorias de los niños son más pequeñas y por lo tanto son más propensas a estrecharse si contraen una infección. Por esta razón, los síntomas son generalmente más graves en los niños más pequeños.
Los niños pueden contraer crup más de una vez. En el Reino Unido, suele ocurrir con más frecuencia en el otoño y en la primavera.

Síntomas del crup

El síntoma más obvio del crup es una tos perruna que puede comenzar repentinamente durante la noche. La tos puede compararse al sonido de una foca. Su hijo tendrá nariz con moqueo, tos, dolor de garganta y una fiebre leve (38-39ºC) durante algunos días antes de que comience la tos.
Otros síntomas del crup incluyen:

  • respiración ruidosa: un sonido áspero al inhalar (estridor) o sibilante al exhalar
  • ronquera
  • problemas para respirar
  • el pecho sube y baja más de lo normal al respirar
  • fiebre alta (40°C o más)

Quizás note que los síntomas de su hijo empeoran durante la noche. Los síntomas generalmente duran entre tres y siete días, aunque su hijo podría estar enfermo hasta por dos semanas.
Estos síntomas pueden deberse a otros problemas ajenos al crup. Debe consultar a su médico de cabecera.

Complicaciones del crup

El crup normalmente no dura más de unos pocos días. Sin embargo, en algunos casos, los niños con un cuadro grave de crup pueden contraer infección de oídos o neumonía (inflamación de los pulmones).
Si la infección es grave, las vías respiratorias pueden estrecharse tanto que su hijo no podrá respirar. Si esto sucede, su hijo debe ir al hospital para recibir tratamiento. Aproximadamente 1 de cada 20 niños con crup necesitan ir al hospital (vea la sección Tratamiento en el hospital).
Es importante que se comunique con su médico de cabecera inmediatamente si la afección de su hijo empeora. Debe llamar a una ambulancia para recibir asistencia de emergencia si su hijo tiene taquicardia, no puede respirar, parece estar inusitadamente somnoliento, tiene una coloración azulosa alrededor de la boca o si la piel de su cuello o tórax está retraída.

Causas del crup

Un virus llamado parainfluenza causa el crup en tres cuartas partes de los casos de niños con crup. Otros virus, incluyendo el virus sincitial respiratorio y el virus del sarampión, pueden causar crup.  Ocasionalmente, puede ser causado por una bacteria.

Diagnóstico del crup

Su médico de cabecera le preguntará cuáles son los síntomas de su hijo y lo examinará. Quizás también le haga preguntas sobre la historia clínica de su hijo. Normalmente esto será suficiente para diagnosticar el crup.
El estridor y otros problemas respiratorios podrían también ser causados por algo alojado en la garganta o por otras infecciones que no sean crup. Si su médico de cabecera no está seguro de cuál sea la causa de los síntomas, podría referir a su hijo a un otorrinolaringólogo (especialista en oídos, nariz y garganta).

Tratamiento del crup

La mayoría de los niños que contraen crup mejorarán en un par de días y no necesitarán ningún tratamiento médico. En algunos niños, la infección podría durar hasta una semana.

Autoayuda

Es importante asegurar que su hijo beba mucho líquido para no deshidratarse. Los síntomas de su hijo probablemente mejorarán si se mantiene lo más erguido posible.
Durante muchos años se han usado vaporizaciones para tratar el crup, pero no existe ninguna evidencia científica de que esto efectivamente funcione. Sin embargo, si su hijo solamente tiene crup leve, es posible que le resulte útil para hacer que su hijo se sienta más cómodo.
Puede crear vapor en la atmósfera abriendo los grifos de agua caliente en el baño y cerrando la puerta para mantener el vapor dentro. Es muy importante mantener a su hijo alejado del contacto directo con el agua caliente y tener cuidado de que no se queme. También puede comprar humidificadores de ambientes.

Medicamentos

Su médico de cabecera podría recetarle un tipo de medicamento llamado corticosteroide. Es probable que se le dé una dosis, por vía oral, de un medicamento llamado dexametasona o prednisona. Este medicamento es muy efectivo para aliviar los síntomas del crup y es probable que su hijo no necesite ningún tratamiento médico adicional.
Los medicamentos para la tos y los descongestionantes no ayudan y no debe dárselos a su hijo.

Tratamiento en el hospital

Si su hijo tiene un crup más grave necesitará ir al hospital. Allí, los médicos pueden ayudar a administrarle más oxígeno a su hijo mediante una bolsa de oxígeno con un tubo que se sostiene cerca de la nariz y de la boca.
Su hijo podría necesitar otro tipo de medicamento esteroide llamado budesonida, que debe ser inhalado como un gas a través de una máscara con un nebulizador. Para algunos niños pequeños esto es muy fastidioso.
Si esto no ayuda, su hijo también podría recibir una inhalación de adrenalina con un nebulizador. La adrenalina es una hormona (una sustancia química producido por el organismo) que puede elaborarse en forma artificial. Hace que las vías respiratorias se ensanchen y el efecto dura entre dos y tres horas aproximadamente.
Si los medicamentos no ayudan, es posible que haya que colocar un tubo en la tráquea de su hijo para que pueda respirar.  Esto sucede en menos de dos casos de cada 100 niños que ingresan al hospital con crup.

Prevención del crup

El crup se transmite a través de las diminutas gotitas en el aire que alguien infectado expulsa cuando tose o estornuda. La enfermedad también puede transmitirse al tocar una superficie que ha sido contaminada. Usted puede reducir el riesgo de que su hijo contraiga crup asegurándose de que se lave las manos con frecuencia.

Etiquetas:

Esta sección contiene respuestas a preguntas comunes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico.

¿Tendrá mi hijo que ser tratado en un hospital?
¿Puedo darle a mi hijo medicamentos para la tos?
¿Existen otras afecciones que pueden confundirse con crup?

¿Tendrá mi hijo que ser tratado en un hospital?

Depende de la gravedad de su afección.

Explicación

Si las vías respiratorias de su hijo están obstruidas, es posible que pudiera ser internado en el hospital para que los médicos lo puedan observar por un tiempo. Esto sucede en aproximadamente uno de cada 20 niños que tienen crup.
Su hijo también podría ser internado en un hospital si usted vive muy lejos o si el traslado al hospital es difícil. Asimismo, si los síntomas de su hijo no mejoran después del tratamiento con medicamentos, podría ser aconsejable que permaneciera en el hospital. En ciertas ocasiones, si las vías respiratorias de su hijo están muy inflamadas, podría ser necesario que se le inserte directamente un tubo en la tráquea a través de la laringe. Y se administrará oxígeno a través de ese tubo para ayudarle a su hijo a respirar.

¿Puedo darle a mi hijo medicamentos para la tos?

No existe ninguna evidencia de que los medicamentos para la tos sirvan para el crup y algunos pueden hacer que sea más difícil respirar.

Explicación

Es mejor no darle a su hijo medicamentos para la tos, ya que no se ha demostrado que tengan algún beneficio. Además, es posible que hagan que a su hijo le resulte más difícil respirar porque contienen ingredientes que podrían hacer que su hijo se sintiera somnoliento.
Tampoco existe evidencia que pruebe que los descongestionantes sirven para tratar el crup. Sin embargo, es posible que note que darle analgésicos a su hijo, como paracetamol en líquido, sirven para aliviar los síntomas. Consulte siempre a su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento.

¿Existen otras afecciones que pueden confundirse con crup?

Sí, hay varias otras afecciones que tienen síntomas similares al crup. Algunas de estas son más graves y requieren atención médica de urgencia. Si su hijo tiene dificultad para respirar, llame a una ambulancia para recibir asistencia de emergencia.

Explicación

Existen algunas afecciones que podrían confundirse con crup porque causan los mismos síntomas. Hay ciertas cosas que pueden hacer que le resulte más fácil determinar si su hijo tiene crup o una afección más grave.
Si su hijo se ha tragado algo que está alojado en su garganta, algunos de los síntomas podrían ser los mismos que los de crup, como por ejemplo, tos y dificultad para respirar. Sin embargo, a diferencia del crup, si su hijo tiene algo atragantado en la garganta, los síntomas comenzarán repentinamente cuando, hasta unos segundos antes, su hijo se encontraba bien.
Es posible que su hijo tenga epiglotitis. Esto es causado por una bacteria, generalmente la bacteria Haemophilus influenzae, y hace que la epiglotis de su hijo se inflame. La epiglotis es un pliegue de cartílago localizado en la parte posterior de la garganta que se cierra al tragar para evitar que los alimentos pasen a los pulmones. Si se inflama puede causar dificultad para respirar.
La epiglotitis es poco frecuente desde la introducción de la vacuna contra la Haemophilus influenza tipo B (Hib), pero es una afección grave que necesita tratamiento médico de urgencia. Existen algunos síntomas que podrían ayudarle a diferenciar el crup de la epiglotitis. Estos incluyen fiebre alta, babeo y dificultad para tragar.
La traqueítis bacteriana es otra afección que podría confundirse con el crup y tiene síntomas similares a la epiglotitis. Es poco frecuente pero su hijo necesitará tratamiento con antibióticos porque, de lo contrario, la infección podría derivar en neumonía (inflamación de los pulmones) o septicemia. La traqueítis bacteriana generalmente ocurre en niños mayores.

Fuentes

  • Croup – management. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 10 de diciembre de 2009
  • Croup. Overview. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 10 de diciembre de 2009
  • Croup. Clinical Evidence. BMJ Publishing. www.clinicalevidence.bmj.com, consultado el 10 de diciembre de 2009. doi:10.1002/14651858.CD002870.pub2
  • Simon C, Everitt H, Kendrick T. Oxford handbook of clinical medicine. 2005. 851
  • Croup. Follow-up. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 10 de diciembre de 2009
  • Croup. Treatment. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 10 de diciembre de 2009
  • Moore M, Little P. Humidified air inhalation for treating croup. Cochrane Database of Systematic Reviews 2006, Número 3. British National Formulary. (BNFC). Bronchodilators. BMJ Publishing Group, 2009: 152

 

Temas relacionados

  • Crup
  • Neumonía

Artículos relacionados

La gripe (o influenza) es una infección del sistema respiratorio provocada por un virus de la gripe. La mayoría de las personas se recuperan de la gripe sin...
Inmunización (también llamada vacunación) es el uso de vacunas para proteger a su hijo contra enfermedades infecciosas.   Acerca de las inmunizaciones...