La depresión es un trastorno que puede manifestarse en forma de bajo estado de ánimo, pérdida de interés en las actividades cotidianas, sentimientos de baja autoestima, falta de energía y poca concentración, síntomas estos que pueden prolongarse por largo tiempo.

Acerca de la depresión
Tipos de depresión
Síntomas de la deppresión
Complicaciones de la depresión
Causas de la deppresión
Diagnostico
Tratamiento de la depresión

 

Acerca de la depresión

Aproximadamente una de cada cinco personas en el Reino Unido tienen depresión en algún momento de su vida. La depresión puede afectar a las personas a cualquier edad.

La depresión se caracteriza por diversos síntomas, incluida la pérdida de interés y del disfrute de las cosas simples de la vida.

Es normal que haya días o semanas en que las cosas no salgan bien, y uno se sienta infeliz. Se considera que uno tiene depresión cuando estos sentimientos no desaparecen rápidamente, y los síntomas empiezan a interferir en la vida cotidiana.

 

Tipos de depresión

Hay varias formas de clasificar la depresión, y puede ser que se haga alusión a la misma en términos de gravedad:

  • Depresión leve. Este grado de depresión no suele impedir que se continúe con la vida cotidiana, pero todo se hace más difícil y parece no valer la pena.
     
  • Depresión moderada. Este grado afecta considerablemente la vida cotidiana, y es posible que se tengan más síntomas que las personas con depresión leve.
     
  • Depresión grave. Con este grado de depresión, se pierde el interés en hacer cualquier cosa; es casi imposible realizar las actividades cotidianas.

También hay formas específicas de depresión, que incluyen las siguientes:

  • Distimia. Esta es una depresión leve, que dura por lo menos dos años.
     
  • Trastorno afectivo bipolar  (también conocido como depresión maníaca o, simplemente, trastorno bipolar). Este trastorno provoca cambios abruptos en el estado de ánimo. El estado anímico oscila entre la excitación y la depresión/desesperación. También es posible que haya alucinaciones.
     
  • Trastorno afectivo estacional (TAE). Este es un tipo de depresión que tiene un patrón estacional, y se presenta con mayor frecuencia durante los meses invernales.
     
  • Depresión posparto. Se desarrolla dos o tres semanas después del parto, y dura varios meses, e incluso años.

Síntomas de la depresión

La persona que padece de depresión puede tener diversos síntomas, entre estos:

  • desánimo constante, que puede ser peor por la mañana
  • irritabilidad
  • llanto frecuente
  • pérdida de interés en la vida social
  • pérdida de confianza en sí misma
  • falta de energía
  • cansancio y falta de concentración
  • dificultad para tomar decisiones
  • sentimientos de impotencia, baja autoestima o desesperanza
  • sentimiento de culpa
  • pensamientos sobre la muerte y el suicidio
  • ansiedad
  • pérdida del deseo sexual (libido)
  • problemas de sueño (posiblemente tardar una o dos horas en dormirse, o despertarse antes de lo habitual
  • patrones de alimentación desordenados (pérdida del apetito o comer demasiado)
  • dolores inexplicables o más intensos
  • lentitud física

Complicaciones de la depresión

Por lo menos la mitad de las personas que tienen un episodio de depresión grave tendrán, como mínimo, otro episodio. Las personas menores de 20 años y los ancianos tienen más probabilidades de  sufrir varios episodios de depresión.

La depresión también puede relacionarse con el suicidio: casi dos terceras partes de los suicidas padecen de depresión.

Causas de la depresión

La depresión varía según la persona, y todas las experiencias son diferentes. Actualmente, no está del todo clara la causa exacta de la depresión, pero parece haber ciertos factores que hacen que una persona sea más propensa a este trastorno.

Los factores que implican mayor probabilidad de padecer de depresión pueden incluir los siguientes:

  • una mala relación padre/madre-hijo durante los primeros años de vida
  • el divorcio de los padres durante la niñez
  • la pérdida de un ser querido
  • el final de una relación
  • maltrato físico y/o abuso sexual durante la niñez
  • tener una personalidad neurótica
  • una enfermedad crónica o grave, por ejemplo, diabetes o cardiopatía
  • antecedentes familiares de depresión
  • la pobreza
  • no tener vivienda
  • el desempleo
  • el sexo (las mujeres son más propensas a la depresión que los hombres)

Diagnóstico de la depresión

Si una persona está deprimida, reconocer el problema es el primer paso (y el más difícil). A menudo, quienes le rodean pueden aconsejarle que busque ayuda. Si la persona da ese paso y consulta a su médico de cabecera, podrá hallar el apoyo y  tratamiento que necesita para acabar con la depresión y asumir el control de su vida.

El médico de cabecera le hará preguntas sobre su vida hogareña, sus relaciones y sus antecedentes de depresión, así como si ha tenido pensamientos suicidas o de autoagresión. El médico le preguntará cuáles son sus síntomas, la duración de los mismos y en qué medida afectan estos su vida cotidiana. Su médico de cabecera también le pedirá que llene un cuestionario sobre los síntomas.

La mayoría de las personas que tienen depresión son tratadas por su médico de cabecera. No obstante, algunas personas con depresión grave o problemática son referidas a un psiquiatra (un médico especializado en salud mental).

Tratamiento de la depresión

Existen diferentes tratamientos para la depresión. Los dos tratamientos principales son las terapias de conversación (psicológicas), por ejemplo, el asesoramiento psicológico y los medicamentos antidepresivos. El tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas depresivos.

Autoayuda

Hacer ejercicio, además de tomar los medicamentos y/o recibir asesoramiento psicológico, puede ayudar a aliviar los síntomas. Pruebe a practicar algún deporte o actividad que disfrute, y que pueda seguir haciendo a largo plazo. La relajación y la meditación también pueden aliviar los síntomas.

Cuando uno está deprimido, puede ser tentador recurrir al alcohol para mejorar el estado de ánimo. Si usted bebe alcohol, es importante que no beba más de lo recomendado, ya que esto pudiera afectarle el sueño y el estado de ánimo, así como acarrearle una serie de problemas crónicos de salud , incluyendo daño hepático.

Medicamentos

Los antidepresivos no siempre son necesarios si la depresión es leve o moderada. Muchas personas que tienen depresión se mejoran en un período de seis meses sin necesidad de medicamentos.

Existen diferentes tipos de medicamentos antidepresivos. Todos pueden tener efectos secundarios; por eso es importante que encuentre el medicamento más adecuado para usted. Consulte siempre a su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento.

Los antidepresivos tricíclicos alteran la química cerebral (demoran la absorción de la noradrenalina y la serotonina, sustancias químicas naturales del cerebro, para que haya más cantidad de estas en el mismo durante más tiempo). Se cree que esto ayuda a mejorar la depresión. Los tricíclicos pueden tener efectos secundarios problemáticos, tales como aumento del apetito y de peso, mareos, sudoración, somnolencia y temblores. La dosulepina y la clomipramina son ejemplos de tricíclicos.

Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), por ejemplo, la fenelzina, se usan con menos frecuencia que otros antidepresivos, porque pueden provocar efectos secundarios graves si se ingieren ciertos alimentos, tales como el queso. El médico de cabecera le explicará estos efectos secundarios, y le dará una lista de alimentos que usted debe evitar.

Los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), por ejemplo, la fluoxetina y la paroxetina, aumentan el nivel de serotonina en el cerebro. Este efecto, a su vez, parece eliminar la depresión. Los ISRS tienden a provocar menos efectos secundarios que otros antidepresivos, por lo que son preferibles para muchas personas. Suelen ser el primer tipo de antidepresivo que se utiliza.

Hay muchos otros tipos de antidepresivos que actúan de diferente manera, por ejemplo, la venlafaxina y la mirtazapina. Pueden ser beneficiosos para aquellas personas que experimentan efectos secundarios con otros medicamentos, o para quienes tienen síntomas específicos.

Tomar el medicamento durante seis meses, por lo menos, hasta que empiece a sentirse mejor puede ayudarle a evitar una recaída depresiva. Consulte a su médico de cabecera para más información sobre cada medicamento. Cuando vaya a suspender el medicamento antidepresivo, el médico de cabecera, por lo general, le irá reduciendo la dosis gradualmente durante, por lo menos, cuatro semanas. No deje de tomar los medicamentos de repente, porque puede experimentar reacciones de abstinencia.

 

Terapias de conversación

El médico de cabecera pudiera indicarle una terapia de conversación como parte del tratamiento.

El asesoramiento psicológico suele consistir en una sesión individual donde se le da la oportunidad de expresar sus sentimientos y problemas, mientras el consejero le escucha y le hace preguntas. Existen muchos tipos diferentes de asesoramiento psicológico, pero, por lo general, no se le dirá lo que debe hacer con respecto de sus sentimientos. En cambio, el consejero escucha lo que usted tiene que decir, y luego le ayuda a tratar de ver sus sentimientos y problemas de otra manera. Los consejeros pueden radicar en el consultorio de su médico de cabecera. De lo contrario, su médico de cabecera podrá referirlo a una organización pertinente. Por lo general, la cantidad de sesiones es fija (entre seis y 12).

También hay terapias de conversación más estructuradas, entre estas, la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la psicoterapia psicodinámica (un tipo de tratamiento de conversación que ahonda más en la experiencia de la niñez y en las relaciones significativas).

El tipo de terapia de conversación que se le indique dependerá de la disponibilidad, de sus preferencias y de la gravedad de su depresión.

  • Terapias complementarias
    La hierba de San Juan (Hypericum perforatum) es un medicamento complementario que puede aliviar la depresión leve o moderada. Puede comprarse en forma de tabletas en tiendas naturistas y farmacias. Consulte siempre a su médico de cabecera o farmacéutico antes de tomar la hierba de San Juan, especialmente si también está tomando medicamentos por receta o de venta libre (incluidos los antidepresivos), ya que dicha hierba puede tener interacción con algunos medicamentos de uso común, tales como la píldora anticonceptiva.
  • Tratamiento hospitalario
    La mayoría de las personas que padecen de depresión pueden ser tratadas de forma satisfactoria sin necesidad de hospitalización. Sin embargo, si el paciente tiene depresión grave y pensamientos suicidas, es posible que el propio paciente, sus familiares o el psiquiatra consideren que este requiere la protección y seguridad que brinda un hospital.

    Antes de hospitalizar al paciente, puede ser que se le haga una evaluación de salud mental. Esto implica que el paciente hable con el médico y responda algunas preguntas sobre cómo se siente.

  • Terapia electroconvulsiva (TEC)
    La TEC es un tratamiento controvertido, debido a que no está totalmente claro cómo funciona. Un efecto secundario de la TEC es la pérdida de memoria.

    La TEC suele tener resultados muy rápidos, aliviando la depresión considerablemente. Sin embargo, aparentemente, no impide que haya una recaída depresiva en el futuro.

    Este tratamiento solo se considera si la depresión es grave, o si el tratamiento con medicamentos no ha dado resultados. La TEC siempre se administra en un hospital y con anestesia general, por lo que usted permanecerá dormido durante el procedimiento y no sentirá dolor. Esta terapia consiste en enviar una corriente eléctrica a través del cerebro para provocar una convulsión. Las sesiones de TEC suelen realizarse dos veces a la semana, hasta completar entre seis y 12 sesiones.

¿Qué puedo hacer para ayudar a alguien que tiene depresión?
¿Hacer yoga puede aliviar la depresión?
¿La acupuntura alivia la depresión?

 

¿Qué puedo hacer para ayudar a alguien que tiene depresión?

Si usted conoce alguien que tiene depresión, es importante que reconforte a la persona, que la escuche sin juzgarla, y que esté disponible para conversar con ella. Esto le será de invaluable ayuda y apoyo para poder salir de la depresión.

Explicación

Cuando una persona se deprime, a menudo se siente sola, impotente y desesperanzada. Demostrarle afecto y compartir tiempo con su amigo o familiar deprimido le ayudará a sentirse mejor consigo mismo.

 La persona que tiene depresión suele aislarse de los demás, así como dejar de ver a amigos y familiares. Trate de mantener contacto regular con esta persona, y visítela si puede.

 Anime a la persona a buscar ayuda y asesoramiento. Tratarse con su médico de cabecera puede aliviarle los síntomas y ayudarle a superar la depresión.

 Asegúrele a la persona que usted la considera importante, y que podrá mejorarse con un tratamiento.

 Puede ser difícil pasar mucho tiempo junto a alguien que está muy deprimido; es posible que usted comience a desanimarse también. Tómese un tiempo libre, y hable con otras personas si se siente frustrado. Por otra parte, el apoyo de grupos especializados o de su médico de cabecera puede serle beneficioso.

¿Hacer yoga puede aliviar la depresión?

Es poca la evidencia que fundamente recomendar el yoga específicamente para tratar la depresión; sin embargo, algunos estudios indican que pudiera tener ciertos beneficios.

Explicación

Hay distintos tipos de yoga, y algunos pueden ser más beneficiosos que otros. Por ejemplo, el ashtanga yoga puede ser bastante dinámico y acelerado; en cambio, otras formas como el hatha yoga, que van acompañadas de meditación consciente, se concentran más en la meditación y la respiración.

Hacer ejercicio, además de tomar los medicamentos o recibir asesoramiento psicológico, puede ayudar a aliviar los síntomas.

¿La acupuntura alivia la depresión?

No existe suficiente evidencia médica para recomendar la acupuntura como tratamiento de la depresión.

Explicación

La acupuntura ha sido parte de la medicina china tradicional por miles de años, aunque recién se integrara a la medicina general en los últimos 30 años. Mayormente, se utiliza como tratamiento complementario (que se administra junto con los convencionales).

Se cree que las agujas de acupuntura estimulan las terminales nerviosas y modifican el funcionamiento del cerebro. No obstante, no existe suficiente evidencia para recomendar la acupuntura como tratamiento de la depresión.

Tomarse un tiempo para hacer lo que a usted le haga sentir bien puede levantarle el ánimo. Llevar una dieta saludable, dormir suficientes horas y dedicar tiempo para descansar, relajarse y hacer ejercicio son maneras importantes de cuidarse.

Más información

Fuentes

  • One in five. The Depression Alliance. www.depressionalliance.org, publicado en el 2003
  • Depression: the treatment and management of depression in adults. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), octubre de 2009. www.nice.org.uk
  • Silva de Lima M, Moncrieff J, Soares B. Drugs versus placebo for dysthymia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2000, Número 4. doi: 10.1002/14651858.CD001130
  • Depression terms you might hear. The Depression Alliance. www.depressionalliance.org, consultado el 19 de febrero de 2010
  • Postnatal depression. The Royal College of Psychiatrists. www.rcpsych.ac.uk, publicado en agosto de 2007
  • Alcohol and depression. The Royal College of Psychiatrists. www.rcpsych.ac.uk, publicado en junio de 2008
  • Anafranil. The electronic Medicines Compendium (eMC). www.emc.medicines.org.uk, consultado el 4 de marzo de 2010
  • Making sense of antidepressants. Mind. www.mind.org.uk, publicado en el 2008
  • Treatments for depression. The Depression Alliance. www.depressionalliance.org, consultado el 4 de marzo de 2010
  • Making sense of counselling. Mind. www.mind.org.uk, publicado en el 2008
  • Linde K, Berner MM, Kriston L. St John's wort for major depression. Cochrane Database of Systematic Reviews 2008, Número 4. 10.1002/14651858.CD000448.pub3
  • Making sense of electroconvulsive therapy (ECT). Mind. www.mind.org.uk, publicado en el 2008

 

Artículos relacionados

Publicado por el equipo de información sobre salud de Bupa, diciembre 2011. Esta hoja informativa está destinada a quienes desean informarse sobre el estrés. El estrés puede ser...
Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de incontinencia por estrés, o a quienes desean informarse sobre el tema. La incontinencia urinaria es la pérdida de orina...