La estenosis pilórica es una afección que se desarrolla en bebés en los primeros meses de nacidos. Implica que parte del aparato digestivo del bebé se estrechó, de modo tal que la leche no puede atravesar para ser digerida.
 
Acerca de la estenosis pilórica
Síntomas de la estenosis pilórica
Causas de la estenosis pilórica
Diagnóstico de la estenosis pilórica
Tratamiento de la estenosis pilórica
 

Acerca de la estenosis pilórica

 
El píloro es la sección del aparato digestivo del bebé entre el estómago y el intestino delgado. La estenosis pilórica ocurre cuando el músculo de esta área se engrosa, lo que ocasiona que el píloro se estreche. Como resultado de este estrechamiento, la leche no puede atravesar para ser digerida.
 
La estenosis pilórica afecta a aproximadamente un bebé de cada 400. Los síntomas suelen aparecer entre la tercera y sexta semana de vida.
 
La estenosis pilórica es cerca de cuatro veces más común en niños que en niñas, en especial en recién nacidos. Es menos probable que se presente en bebés que son amamantados.
 

Síntomas de la estenosis pilórica

 
El primer síntoma que probablemente note es que su bebé vomita pequeñas cantidades de leche después de ser alimentado.
 
Al principio, puede que no sea más de lo usual.
 Sin embargo, con el paso de los días esto empeorará y su bebé no podrá retener nada de leche. El vómito será más grave y enérgico.  Esto se denomina vómito proyectil y puede ser tan fuerte que recorra cierta distancia desde la boca del bebé. La leche que el bebé vomite puede ser amarilla o cuajada y tendrá un olor desagradable, ya que estará mezclada con los ácidos estomacales.
 
Otros síntomas que el bebé puede tener son:
 

  • estreñimiento
  • hambre permanente
  • pérdida de peso
  • falta de energía

 
Si su bebé tiene estos síntomas, consulte con su médico de cabecera. Es importante que su bebé reciba tratamiento para la estenosis pilórica porque, de lo contrario, puede que se deshidrate gravemente. El bebé tampoco podrá subir de peso ya que no estará absorbiendo ningún nutriente de la leche que toma.
 

Causas de la estenosis pilórica

 
Hasta el presente no se conocen bien las razones exactas por las que un bebé puede tener estenosis pilórica. No obstante, existen evidencias que indican que la afección es hereditaria, en particular de madres a hijos. Investigadores han llevado a cabo estudios para tratar de identificar el gen o los genes involucrados en este proceso.
 

 
Diagnóstico de la estenosis pilórica

 
Su médico de cabecera le preguntará cuáles son los síntomas del bebé y lo examinará. Durante el examen, el médico palpará para ver si hay un pequeño bulto duro en el lado derecho del estómago del bebé. Esto se denomina ‘la prueba aceituna’ porque el píloro engrosado se siente como una aceituna. Es especialmente evidente cuando el bebé se está alimentando.
 
Su médico puede pedirle que alimente a su bebé para poder observar y examinar a su bebé durante la toma y si vomita después de ella. Durante la toma, es posible ver cómo se mueven de lado a lado los músculos alrededor del estómago del bebé mientras tratan de empujar la leche a través del píloro.
 
Su médico querrá descartar otras afecciones que puedan estar ocasionando los síntomas del bebé, tales como una infección, la sobrealimentación o la posibilidad de que el bebé sea alérgico a la leche.
 
Probablemente su médico lo refiera a un especialista. Este hará más estudios, entre los que se incluyen:
 

  • análisis de sangre
  • una toma de bario: esto implica que su bebé trague una bebida que contiene bario (una sustancia que aparece en las radiografías); luego las radiografías del abdomen (panza) del bebé muestran el interior de sus intestinos de forma más clara
  • un ultrasonido: este usa ondas de sonido para producir una imagen del interior del abdomen del bebé y mostrará el músculo del píloro engrosado

 

Tratamiento de la estenosis pilórica

 
El bebé deberá ser sometido a una operación llamada piloromiotomía. Esta a veces se denomina piloromiotomía de Ramstedt u operación de Ramstedt. Un cirujano dividirá el músculo del píloro del bebé y lo abrirá. Esto hace que el píloro del bebé se ensanche y permita que pase la leche.
 
La operación se realiza bajo anestesia general. Esto significa que su bebé estará dormido durante la operación y no sentirá nada de dolor. La operación demora cerca de media hora.
 
Antes de la operación, probablemente se le ponga un suero al bebé para administrarle líquidos por goteo. Esto ayuda a rehidratarlo y hace que su sangre vuelva a un estado saludable.
 
Le colocarán un tubo por la nariz hasta el esófago (el conducto que va desde la boca hasta el estómago). Esto elimina todo líquido que todavía tenga en el estómago y será retirado después de la operación.
 
Luego de la operación, el bebé probablemente deba permanecer en el hospital por algunos días. Es recomendable esperar al menos cuatro horas después de la operación antes de alimentarlo para tratar de evitar el riesgo de vómitos. Al principio puede que todavía vomite un poco, pero probablemente no sea tan grave como antes.
 
Podrá llevar al bebé a casa una vez que se esté alimentando bien y subiendo de peso. Lo más probable es que el bebé se recupere completamente y no tenga más problemas.

Etiquetas:

Esta sección contiene respuestas a preguntas comunes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico. Vea nuestras respuestas a preguntas comunes sobre la estenosis pilórica, incluyendo:
 
¿Cómo me doy cuenta si el vómito de mi bebé es ocasionado por la estenosis pilórica?
¿La cirugía es la única forma de tratar la estenosis pilórica?
¿Existe algún riesgo relacionado con la operación? 

 ¿Cómo me doy cuenta si el vómito de mi bebé es ocasionado por la estenosis pilórica?

Los síntomas de la estenosis pilórica son muy diferentes a los que causan una infección estomacal o la sobrealimentación.
 

Explicación

Si su bebé tiene una infección estomacal, probablemente no querrá comer. Esto no ocurre con la estenosis pilórica en la que su bebé siembre tiene hambre porque no se está alimentando bien.
 
La sobrealimentación es cuando el bebé recibe más leche de la que necesita. Esto hace que el bebé escupa (lo que no es un vómito violento) y tenga diarrea.
 
Con la estenosis pilórica, su bebé vomitará, pero el vómito será mucho más enérgico que lo usual. Continuará empeorando cada vez más a medida que pasen los días. También podrá notar que los movimientos intestinales del bebé son diferentes de lo usual y que el bebé ensucia o moja menos pañales.
 

¿La cirugía es la única forma de tratar la estenosis pilórica?

Sí, hasta el momento, si el bebé tiene estenosis pilórica, tendrá que ser sometido a una operación llamada piloromiotomía para tratar la afección.
 

Explicación

Posiblemente en el futuro puedan desarrollarse otros tratamientos para que la estenosis pilórica pueda tratarse sin la cirugía. Los estudios que se están llevando a cabo en la actualidad sugieren que puede ser posible administrar a los bebés con estenosis pilórica un medicamento llamado atropina. Sin embargo, parece que con esta forma de tratamiento los bebés deben quedarse en el hospital por más tiempo y el medicamento debe continuarse por varias semanas. Deben realizarse más investigaciones para determinar si la atropina es adecuada como tratamiento alternativo a la cirugía.
 
También se está investigando para tratar de identificar el gen o los genes responsables de causar la estenosis pilórica. Es posible que si los investigadores pueden descubrirlo, se desarrollen nuevas formas de tratamiento para la afección. Esto también posibilitaría una detección más temprana de la estenosis pilórica e hasta quizás podría prevenirla.
 

¿Existe algún riesgo relacionado con la operación?

Todas las cirugías implican cierto riesgo. Por otro lado, la piloromiotomía suele ser una operación muy exitosa.
 

Explicación

Es posible que ocurran complicaciones durante o después de cualquier operación. Esto puede incluir sangrado o que la herida se infecte después. Sin embargo, para la mayoría de los bebés la piloromiotomía resulta exitosa y la recuperación es muy buena.
 
El cirujano del bebé puede hacer una piloromiotomía abierta o laparoscópica. No existe evidencia clara en cuanto a qué procedimiento es más efectivo, pero con una operación laparoscópica, la cicatriz del bebé probablemente sea más pequeña.

Fuentes

  • Pyloric stenosis – infantile. GP Notebook. www.gpnotebook.co.uk, consultado el 14 de diciembre de 2009
  • Pyloric stenosis. UCL Institute of Child Health. www.ich.ucl.ac.uk, consultado el 14 de diciembre de 2009
  • Infantile hypertrophic pyloric stenosis. Surgical Tutor. www.surgical-tutor.org.uk, consultado el 14 de diciembre de 2009
  • Ramstedt’s operation. GP Notebook. www.gpnotebook.co.uk, consultado el 14 de diciembre de 2009

 
 
Esta información fue publicada por el equipo de información sobre salud, de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 
Fecha de publicación: marzo de 2010.

Artículos relacionados

Los productos para el cuidado dental, como la pasta dental, los cepillos de dientes y el hilo dental, ayudan a mantener los dientes limpios y evitar afecciones tales como la...
Crup es el nombre común de la laringotraqueobronquitis. Ocurre cuando la laringe (caja laríngea), la tráquea y los bronquios (conductos de aire hacia los...