La fiebre escarlatina es una enfermedad infecciosa ocasionada por una bacteria llamada Estreptococo, y se caracteriza por una erupción.
 
Acerca de la fiebre escarlatina
Síntomas de la fiebre escarlatina
Complicaciones de la fiebre escarlatina
Causas de la fiebre escarlatina
Diagnóstico de la fiebre escarlatina
Tratamiento para la fiebre escarlatina
 

Acerca de la fiebre escarlatina

 
La fiebre escarlatina suele ser una infección leve, que ocasiona una erupción. Es más común en niños y jóvenes adultos.
 
Una forma muy leve de la infección a veces es denominada escarlatina.
 
Si ya tuvo fiebre escarlatina alguna vez, probablemente no vuelva a tenerla.
 

Síntomas de la fiebre escarlatina

 
Entre los primeros síntomas de la fiebre escarlatina se incluyen:
 

  • dolor de garganta
  • dolor de cabeza
  • temperatura alta
  • sentirse enfermo
  • vómitos
  • amigdalitis
  • glándulas inflamadas en el cuello
  • rostro enrojecido, pero pálido alrededor de la boca
  • una película blanca en la lengua: esta se pelará después de unos días y su lengua se verá roja e inflamada (conocido como ‘lengua de fresa’)
  • cansancio y malestar general

 
Aproximadamente entre 12 y 48 horas luego de que hayan aparecido los síntomas por lo general le sale una erupción cutánea. La erupción suele salir inicialmente en el cuello, pecho y estómago y luego se extiende al resto del cuerpo. La erupción se sentirá como papel de lija al tacto y desaparecerá cuando se aplique presión (escaldar). Por lo general no aparece en el rostro, las palmas de las manos o las plantas de los pies.
 
La erupción suele durar cerca de cinco días. Una vez que ha comenzado a desaparecer, la capa externa de la piel suele desprenderse, particularmente en los dedos de las manos y de los pies y en el área de la ingle.
 
Por lo general, los síntomas desaparecen en una semana.
 

Complicaciones de la fiebre escarlatina

 
La mayoría de las personas con fiebre escarlatina no presentan complicaciones. No obstante, existe una pequeña posibilidad de que tenga:
 

  • una infección de oído
  • un absceso en la garganta (acumulación de pus en la garganta)
  • sinusitis (inflamación de los senos nasales)
  • neumonía (inflamación de los pulmones)

 
En casos más inusuales, puede presentarse meningitis como complicación de la fiebre escarlatina. La meningitis es una infección de las meninges (las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal).
 
Las complicaciones que pueden ocurrir más adelante, a veces después de que los síntomas de la fiebre escarlatina han desaparecido, incluyen:
 

  • problemas en las articulaciones o los huesos
  • daño hepático
  • glomerulonefritis aguda (inflamación de los riñones)
  • fiebre reumática (una fiebre con articulaciones adoloridas, inflamadas y rígidas)

 
Hay que recordar que estas complicaciones son poco frecuentes.
 

Causas de la fiebre escarlatina

 
La fiebre escarlatina es ocasionada por una infección con una bacteria denominada Estreptococo. Se puede transmitir de persona a persona. Puede contagiarse de fiebre escarlatina si entra en contacto con la mucosa o saliva de alguien infectado. Esto puede ocurrir si inhala las gotitas cuando una persona infectada tose o estornuda o si entra en contacto con objetos o superficies que una persona infectada ha tocado. Los síntomas no suelen comenzar sino hasta dos a cuatro días después del contagio.
 

Diagnóstico de la fiebre escarlatina

 
Su médico de cabecera le preguntará cuáles son sus síntomas y le examinará. También puede tomar muestras de las células de la parte de atrás de su garganta con un hisopo. Un hisopo para garganta es similar a un pequeño hisopo de algodón redondo. La muestra se enviará a un laboratorio para que la analicen.
 

Tratamiento para la fiebre escarlatina

 
Autoayuda

Debe tratar de descansar y tomar mucho líquido.
 
Puede que tomar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno le ayuden a aliviar el dolor. También puede chupar pastillas para la garganta de venta libre para aliviar el dolor de garganta. Lea siempre el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento, y si tiene preguntas, consulte con el farmacéutico.
 

Medicamentos

Por lo general, su médico de cabecera le recetará antibióticos. Normalmente le recetarán un antibiótico llamado penicilina, que deberá tomar cuatro veces al día, durante 10 días. Consulte siempre con su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con su medicamento.
 
Si es alérgico a la penicilina, su médico de cabecera puede recetarle un antibiótico llamado eritromicina.
 
No debe ir a trabajar ni a la escuela hasta después de cinco días de comenzar con los antibióticos.

Etiquetas:

Esta sección contiene respuestas a preguntas comunes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico. Vea nuestras respuestas a preguntas comunes sobre la fiebre escarlatina, incluyendo:
 
¿Los adultos pueden contraer fiebre escarlatina?
¿Existe una vacuna disponible contra la fiebre escarlatina?
¿Qué es la fiebre reumática y cómo puede afectarme?
 
 

¿Los adultos pueden contraer fiebre escarlatina?

 
Sí, los adultos pueden contraer fiebre escarlatina, pero es más común en niños.
 

Explicación

La fiebre escarlatina es más común en niños de entre cuatro y ocho años de edad. Es poco frecuente en niños de menos de dos años. Esto se debe a que los niños de esta edad todavía tienen algo de los anticuerpos de la madre (proteínas producidas por el sistema inmunológico que combaten los virus y bacterias) lo que ayuda a protegerlos de la infección.

 
¿Existe una vacuna disponible contra la fiebre escarlatina?

No, en la actualidad no existe una vacuna que proteja contra la fiebre escarlatina.
 

Explicación

La fiebre escarlatina es ocasionada por una infección con una bacteria denominada Estreptococo. Se puede transmitir de persona a persona. Puede contagiarse de fiebre escarlatina si entra en contacto con la mucosa o saliva de alguien infectado. Esto ocurre si inhala las gotitas cuando una persona infectada tose o estornuda o si entra en contacto con objetos o superficies que una persona infectada ha tocado.
 
En la actualidad no hay una vacuna en uso que evite que se contagie de fiebre escarlatina. Puede reducir la probabilidad de contagiarse si se lava las manos con regularidad.
 

¿Qué es la fiebre reumática y cómo puede afectarme?

La fiebre reumática es una afección inflamatoria que puede desarrollarse como una complicación de la fiebre escarlatina y otras infecciones estreptocócicas en la garganta. Sucede cuando su sistema inmunológico tiene una respuesta anormal ante la infección estreptocócica. La fiebre reumática puede afectar el corazón, la piel, las articulaciones y el sistema nervioso central.
 

Explicación

La fiebre reumática a veces se desarrolla después de que ha contraído fiebre escarlatina. Es más común en niños de entre cinco y 15 años de edad.
 
Si tiene fiebre reumática, tendrá fiebre (temperatura alta) y las articulaciones le dolerán, se inflamarán y se podrán rígidas. La fiebre reumática puede ocasionar daños permanentes en las válvulas del corazón. Esto se denomina cardiopatía reumática crónica, y puede aumentar su riesgo de sufrir endocarditis (infección en las válvulas del corazón).
 
Si cree que tiene fiebre reumática, consulte con su médico de cabecera. Por lo general, lo que necesita es descansar y tomar antibióticos o analgésicos. Probablemente también le receten antiinflamatorios.

Más información

 

Fuentes

  • Scarlet fever. Health Protection Agency. www.hpa.org.uk, consultado el 3 de diciembre de 2009
  • Haslett C, Chilvers ER, Hunter JAA, et al. Davidson's principles and practice of medicine. 18th ed. London: Churchill Livingstone, 1999:118-19
  • Kumar P and Clark M, Clinical medicine. 6th ed. London: Elsevier Saunders, 2005:65
  • Simon C, Everitt H, and Kendrick T, Oxford Handbook of General Practice.  2nd ed. Oxford: Oxford University Press, 2005: 483
  • Scarlet fever. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 10 de diciembre de 2009



 

Temas relacionados

  • Antibióticos
  • Meningitis y septicemia en adultos
  • Meningitis y septicemia en niños
  • Infección del oído medio en niños
  • Faringitis
  • Neumonía
  • Amigdalitis

 
Esta información fue publicada por el equipo de información sobre salud, de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 
Fecha de publicación: marzo de 2010.
 

Artículos relacionados

  La estenosis pilórica es una afección que se desarrolla en bebés en los primeros meses de nacidos. Implica que parte del aparato digestivo del beb...
La fiebre escarlatina es una enfermedad infecciosa ocasionada por una bacteria llamada Estreptococo, y se caracteriza por una erupción.   Acerca de la fiebre...