Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de glaucoma o a quienes desean informarse sobre el tema.

Glaucoma es el nombre de un grupo de afecciones oculares en las cuales el nervio óptico está dañado y la visión se deteriora.
 
Acerca del glaucoma
Tipos de glaucoma
Síntomas del glaucoma
Causas del glaucoma
Diagnóstico del glaucoma
Tratamiento del glaucoma
Prevención del glaucoma

Acerca del glaucoma

Si tiene glaucoma, su nervio óptico (el nervio que conecta el ojo al cerebro) está dañado en el punto en donde sale del ojo. Algunas veces esto sucede debido al aumento de la presión en su ojo, que generalmente se da cuando el fluido (el humor acuoso) en la parte frontal del ojo (la cámara anterior) no drena correctamente. Por lo general, la cantidad de fluido producido en su ojo mantiene un equilibrio con la cantidad que drena, de modo que la presión en la parte frontal de su ojo permanece controlada. Si tiene glaucoma, la presión dentro de su ojo puede ser tan alta que daña su nervio óptico y usted comienza a perder la vista.

El glaucoma también puede resultar de una debilidad en el nervio óptico, que puede causar daños incluso cuando la presión ocular parece ser normal. En la mayoría de las personas, la causa del glaucoma es la alta presión en el ojo y una debilidad en el nervio ocular de distintos grados.

El glaucoma puede afectar ambos ojos, pero uno podría resultar más afectado que el otro. Recibir tratamiento temprano puede evitar una mayor pérdida de la visión.

Las diferentes partes del ojo

Tipos de glaucoma

Glaucoma crónico de ángulo abierto

El glaucoma crónico de ángulo abierto (también llamado glaucoma primario de ángulo abierto) es el tipo más común. Se desarrolla con mucha lentitud y los daños al nervio y a la visión suceden gradualmente.
Puede tener glaucoma crónico si los canales de drenaje (por donde circula el fluido) se obstruyen ya que esto puede elevar lentamente la presión dentro de su ojo.
 

Glaucoma de tensión normal

Una forma de glaucoma crónico denominado glaucoma de tensión normal puede darse incluso si la presión de su ojo está dentro del valor normal, que generalmente es menos de 22 milímetros de mercurio (mm Hg). Se cree que el nervio óptico podría tener una irrigación deficiente de sangre o una debilidad.
 

Glaucoma agudo de ángulo cerrado

Este tipo de glaucoma se da cuando la presión ocular aumenta con mucha rapidez. El ángulo de drenaje situado entre la córnea (la ventana transparente en la parte frontal del ojo) y el iris (la parte coloreada del ojo) se estrecha de repente. Esto impide que el fluido en su ojo salga del mismo.
El glaucoma agudo puede ser muy doloroso y debe buscar atención médica urgente. Puede provocar ceguera permanente si no se trata rápidamente.

Glaucoma secundario

Si tiene otras afecciones en el ojo, como una lesión en su ojo o inflamación recurrente, puede contraer glaucoma secundario. Si tiene diabetes también puede tener riesgo de desarrollar un tipo de glaucoma secundario denominado glaucoma rubeótico.
 

Glaucoma congénito

Esta es una afección muy rara que sucede cuando un bebé nace con glaucoma. Los tejidos en el ángulo de la cámara anterior no se desarrollan correctamente y esto frena la circulación del fluido hacia afuera del ojo.

 

Síntomas del glaucoma

Si tiene glaucoma crónico de ángulo abierto o glaucoma secundario, probablemente no note ningún síntoma hasta que su visión se haya reducido considerablemente. Esto se debe a que lo primero en la vista que se ve afectado es la parte exterior o campo periférico de visión. La visión central, que se usa para enfocar la vista en objetos, no se ve generalmente afectada hasta mucho después.

El glaucoma agudo tiende a desarrollarse con gran rapidez y los síntomas incluyen:

  • pérdida de visión
  • dolor en su ojo
  • dolor de cabeza
  • vista borrosa o halo alrededor de las luces
  • malestar o vómitos
  • enrojecimiento en el blanco de su ojo

Si cree que sufre de un ataque de glaucoma agudo, debe buscar atención médica de urgencia.

Puede que resulte difícil reconocer los síntomas del glaucoma congénito, pero si su bebé tiene los ojos llorosos, es muy sensible a la luz o tiene los ojos opacos, blancos o dilatados, haga una cita para ver a un médico.
 

Causas del glaucoma

El glaucoma puede ocurrir por un aumento de la presión en el ojo, una debilidad en el nervio óptico, o ambas cosas.

Las probabilidades de sufrir de glaucoma aumentan con los años. Otros factores que pueden aumentar las probabilidades de que sufra de glaucoma incluyen:

  • origen étnico: si es de raza negra de origen caribeño o africano, tiene más riesgo de padecer glaucoma crónico de ángulo abierto y podría afectarle más gravemente y a menor edad, mientras que si es descendiente de asiáticos, es más probable que padezca glaucoma agudo de ángulo cerrado.
  • antecedentes familiares de glaucoma
  • miopía extrema
  • diabetes

Diagnóstico del glaucoma

Podría no tener ningún síntoma hasta que comienza a perder la visión. Por lo tanto, las pruebas de evaluación son importantes para detectar el glaucoma. Un optometrista --un profesional de la salud registrado que examina los ojos y la visión y receta gafas y lentes de contacto-- puede realizar este tipo de prueba durante un examen de la vista de rutina.

Como el glaucoma es más común después de los 40 años, es importante que se haga un examen de la vista al menos cada dos años a partir de esta edad. También es importante hacerse exámenes regulares en caso de que tenga riesgo de desarrollar glaucoma, como por ejemplo si tiene algún familiar que lo haya tenido, o si usted padece de diabetes.

Un examen de la vista generalmente lleva unos 30 minutos e incluye diversas pruebas de detección de glaucoma. Su optometrista podría:

  • iluminar su ojo con un instrumento especial similar a una linterna para observar su nervio óptico
  • observar el grosor de la córnea
  • medir la presión ocular por medio de una prueba de tonometría, en la que se aplica una pequeña cantidad de presión en su ojo mediante una pequeña herramienta o un soplo de aire caliente
  • medir su campo de visión por medio de una prueba de perimetría que muestra una secuencia de puntos de luz en una pantalla para saber cuáles puede ver

Si su optometrista considera que puede tener glaucoma, le remitirá a un oftalmólogo (un doctor especializado en la salud ocular y en cirugía ocular) para que le realice más pruebas. Estas pueden incluir una prueba para observar la zona de su ojo por donde drena el fluido.

Tenga presente que la disponibilidad y el uso de estas pruebas específicas pueden variar de un país a otro.

Tratamiento del glaucoma

El tratamiento del glaucoma tiene por objetivo disminuir la presión en el interior de su ojo para reducir el riesgo de pérdida de visión o evitar una mayor pérdida de la visión. El tratamiento no puede recuperar los daños existentes en el nervio óptico, de modo que no mejorará su vista si ya se ha deteriorado.
 

Medicamentos

Las gotas para los ojos que se usan para tratar el glaucoma incluyen:

  • análogos de prostaglandina, que ayudan a que el fluido interno del ojo drene con mayor rapidez
  • betabloqueadores que reducen la presión ocular y reducir la producción de fluido para disminuir su acumulación
  • inhibidores de la anhidrasa carbónica que reduce la acumulación de fluido para bajar la presión en su ojo
  • impatomiméticos que reducen la presión en su ojo y ayudan a que drene el fluido acumulado

También existen otros medicamentos alternativos o complementarios a las prostaglandinas y betabloqueadores. Es importante que siga las indicaciones de su oftalmólogo y use los medicamentos que le indique para asegurarse de que el tratamiento sea efectivo. Si no lo hace, su presión ocular volverá a subir.

Si cree que el medicamento le provoca efectos secundarios, hable con su oftalmólogo lo antes posible. Puede asesorarle y de ser necesario, puede recetarle otras gotas para los ojos u optar por otros tratamientos.

Consulte siempre a su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento.
 

Cirugía

Hay una variedad de operaciones para tratar el glaucoma. El tipo de operación recomendada en su caso, dependerá del tipo de glaucoma que tenga y de su gravedad: consulte a su oftalmólogo para ver cuál es la más conveniente para usted.

Tratamiento láser

El tratamiento láser usa un rayo láser para abrir los orificios en el sistema de drenaje en su ojo para ayudar a que el fluido salga hacia el exterior del ojo o para evitar que su ojo produzca tanto fluido. El tratamiento láser también puede usarse para hacer un pequeño orificio en su iris si usted tiene mayor riesgo o si ya tiene glaucoma agudo de ángulo cerrado. Esto permite que el fluido en su ojo circule y podría abrir el ángulo para reducir el riesgo de que se cierre.

Los tratamientos láser son generalmente rápidos y causan pocas molestias. Se pueden hacer con anestesia local y usted podrá regresar a casa el mismo día. El éxito de este tipo de tratamiento varía de una persona a otra y es posible que siga necesitando utilizar las gotas oculares después del tratamiento.

Cirugía de trabeculectomía

Puede que necesite cirugía si los medicamentos y/o el tratamiento láser no disminuyen su presión ocular.

Hay una variedad de operaciones y la realizada con mayor frecuencia es la trabeculectomía. En esta operación se abre un orificio diminuto en la pared del ojo para que el fluido pueda escapar hacia fuera bajo el fino recubrimiento del blanco de su ojo (la conjuntiva) y pueda ser reabsorbido por el torrente sanguíneo. La operación se puede realizar bajo anestesia local o general; consulte a su cirujano.

La disponibilidad y el uso de los distintos tratamientos pueden variar de un país a otro. Consulte a su médico acerca de sus opciones de tratamiento.

Prevención del glaucoma

Si tiene más de 40 años, es importante que se haga un examen de la vista cada dos años para detectar los primeros síntomas del glaucoma. Si uno de sus padres, hijos o hermanos tiene glaucoma, hágase un examen de la vista todos los años.

Publicado por el equipo de información sobre la salud de Bupa, octubre de 2009.
 
Esta sección contiene respuestas a preguntas frecuentes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico.

¿Por qué debería registrarme como persona con ceguera o visión parcial ?
¿Ayuda el seguir una dieta concreta?
¿Qué sucede si olvido echar las gotas oculares?

¿Por qué debería registrarme como persona con ceguera o visión parcial?

 

Respuesta

Si tiene glaucoma y es elegible para registrarse como persona con ceguera o visión parcial puede ayudarle a conseguir ayuda práctica. También puede significar que obtenga beneficios económicos.
 

Explicación

Si su glaucoma ha llegado a un estado en el cual su visión se ha visto gravemente afectada, pudiera registrarse en su ayuntamiento local como persona con ceguera o visión parcial. No tiene que registrarse obligatoriamente, pero si lo hace, puede que le resulte de ayuda para conseguir la asistencia que necesita.
 
Es importante que tenga en cuenta que registrarse no significa que haya perdido ni vaya a perder su visión completamente. Simplemente registra que su nivel de visión es tal que puede que necesite asistencia en determinadas áreas, y eso le permite acceder a esas instalaciones con mayor facilidad.
 
Para averiguar si se puede registrar o no, será necesario que visite a un oftalmólogo (un doctor especializado en salud ocular y cirugía ocular). El doctor le evaluará por medio de algunas pruebas y, en caso necesario, le proporcionará un certificado de discapacidad ocular. Con su consentimiento, este certificado será remitido a los servicios sociales locales o al departamento de trabajos sociales. Las clínicas oculares en muchos hospitales ofrecen la oportunidad de tratar más el tema por medio de un oficial de enlace especializado en proporcionar asesoramiento y apoyo a personas con deficiencias visuales.
 
Una vez hayan recibido su certificado de deficiencia visual, el departamento de servicios se pondrá en contacto con usted para saber qué tipo de ayuda necesita. Pueden ofrecerle servicios como:

  • ayuda práctica en su hogar
  • realizar cambios en su hogar
  • utilización de instalaciones educativas o de ocio, entre ellas la gestión del transporte
  • proveerle la comida, tanto en su casa como en otro lugar, por ejemplo, en un centro de día

La cantidad de asistencia disponible varía, de modo que es aconsejable que pida más información en su ayuntamiento.
 

Información adicional

Royal National Institute of Blind People
0303 123 9999
www.rnib.org.uk

Fuentes

  • Understanding glaucoma. The Royal College of Ophthalmologists. www.rcophth.ac.uk, consultado el 4 de junio de 2009
  • Your rights. Royal National Institute of Blind People. www.rnib.org.uk, consultado el 5 de junio de 2009

 

¿Ayuda el seguir una dieta concreta?

 

Respuesta

No, no hay pruebas que confirmen que una dieta concreta ayude a tratar o prevenir el glaucoma.
 

Explicación

Se han realizado varias afirmaciones sobre el tratamiento del glaucoma con diferentes dietas o suplementos alimentarios. No obstante hay muy poca evidencia científica, si la hay, que respalde estas afirmaciones.
 
Intente siempre llevar una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas, azúcar y sal y alta en fibra, vegetales y fruta.
 
Es mejor no beber grandes cantidades de líquidos durante un período corto de tiempo, ya que puede aumentar temporalmente la presión ocular.
 

Información adicional

International Glaucoma Association (Asociación Internacional del Glaucoma)
01233 648170
www.glaucoma-association.com
 

Fuentes

  • About glaucoma. International Glaucoma Association. www.glaucoma-association.com, consultado el 4 de junio de 2009
  • Glaucoma Annual Evidence Update: 24-30 de noviembre de 2008: Epidemiology. NHS Evidence. www.library.nhs.uk, consultado el 5 de junio de 2009
  • Glossary: diet. International Glaucoma Association. www.glaucoma-association.com, consultado el 5 de junio de 2009

 

¿Qué sucede si olvido ponerme las gotas oculares?

 

Respuesta

Si olvida una dosis, échese las gotas tan pronto como se acuerde.
 

Explicación

No crea un problema que se olvide en alguna ocasión excepcional de usar las gotas oculares. No obstante, es importante que establezca una rutina y use las gotas siempre a la misma hora todos los días para que no se olvide.
 
Intente no olvidarse con un gráfico con casillas de verificación para saber si ha usado las gotas todos los días. También puede utilizar alguna alarma o temporizador para que suene a una hora determinada del día y le recuerde que debe usar las gotas.
 
Usar las gotas con regularidad tal y como le indicó su médico es la mejor protección contra el glaucoma y evita que empeore.
 

Información adicional

International Glaucoma Association (Asociación Internacional del Glaucoma)
01233 648170
www.glaucoma-association.com
 
Royal National Institute of Blind People
0303 123 9999
www.rnib.org.uk

Fuentes

  • Glaucoma: diagnosis and management of chronic open angle glaucoma and ocular hypertension National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), abril de 2009. www.nice.org.uk
  • About glaucoma. International Glaucoma Association. www.glaucoma-association.com, consultado el 4 de junio de 2009

Temas relacionados

Glaucoma
Miopía
 
Esta información fue publicada por el equipo de información de salud de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.

Fecha de publicación: octubre de 2009.

Temas relacionados

Miopía
Diabetes tipo 1
Diabetes tipo 2
 

Información adicional

International Glaucoma Association (Asociación Internacional del Glaucoma)
01233 648170
www.glaucoma-association.com
 
Royal National Institute of Blind People
0303 123 9999
www.rnib.org.uk

Fuentes

  • Sena DF, Ramchand K, Lindsley K. Neuroprotection for treatment of glaucoma in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Número 2. doi:10.1002/14651858.CD006539.
  • Glaucoma. Royal National Institute of Blind People. www.rnib.org.uk, publicado el 8 de junio de 2011
  • Glaucoma: diagnosis and management of chronic open angle glaucoma and ocular hypertension. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), abril de 2009. www.nice.org.uk
  • Facts about glaucoma. National Eye Institute. www.nei.nih.gov, publicado en septiembre de 2009
  • Glaucoma and ocular hypertension. Prodigy. www.prodigy.clarity.co.uk, publicado en septiembre de 2010
  • Primary open-angle glaucoma. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, publicado el 20 de mayo de 2011
  • Five common glaucoma tests. Glaucoma Research Foundation. www.glaucoma.org, publicado el 16 de mayo de 2011
  • Acute angle-closure glaucoma. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, publicado el 10 de noviembre de 2010
  • Neovascular glaucoma. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, publicado el 9 de marzo de 2011
  • Visiting an optician. Royal National Institute of Blind People. www.rnib.org.uk, publicado el 21 de octubre de 2010
  • Joint Formulary Committee. British National Formulary. 62ª ed. Londres: British Medical Association and Royal Pharmaceutical Society of Great Britain; 2011
  • Gray TA, Orton LC, Henson D, et al. Interventions for improving adherence to ocular hypotensive therapy. Cochrane Database of Systematic Reviews 2009, Número 2. doi:10.1002/14651858.CD006132.pub2
  • Registering your sight loss. Royal National Institute of Blind People. www.rnib.org.uk, publicado el 13 de enero de 2011
  • Special diets for ocular hypertension (OHT) and chronic open angle glaucoma (COAG). NHS Evidence. www.library.nhs.uk, publicado el 23 de febrero de 2011
  • A feast for your eyes. The College of Optometrists. www.college-optometrists.org, publicado el 12 de julio de 2011
  • Glaucoma and driving. Direct.Gov. www.direct.gov.uk, consultado el 14 de julio de 2011
  • What happens after you have told DVLA about your health condition. Driver and Vehicle Licensing Agency. www.direct.gov.uk, consultado el 14 de julio de 2011
  • For medical practitioners: At a glance guide to the current medical standards of fitness to drive. Driver and Vehicle Licensing Agency, febrero de 2011. www.dft.gov.uk

 
Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 

Artículos relacionados

Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de degeneración macular relacionada con la edad, o a quienes desean informarse sobre el tema. La degeneraci...
Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de incontinencia de urgencia, o a quienes desean informarse sobre el tema. La incontinencia urinaria es el escape...