Publicado por el equipo de información sobre salud de Bupa, junio de 2011.

Esta hoja informativa está destinada a mujeres que desean informarse sobre la Concienciación sobre la salud mamaria.

Concienciación sobre la salud mamaria significa conocer cómo se ven y se sienten sus senos y conocer los cambios a los que debe estar atenta.

Sobre la Concienciación sobre la salud mamaria
Cómo tomar conciencia de la salud de sus senos
Código de cinco puntos de la Concienciación sobre la salud mamaria
Cambios comunes en los senos
Cambios en los senos que requieren consulta

Sobre la Concienciación sobre la salud mamaria

Tomar conciencia de la salud mamaria significa estar familiarizada con cómo se ven y se sienten sus senos y saber cómo cambian en las distintas etapas del mes. Saber lo que es normal para usted le permitirá detectar cualquier cambio inusual que ocurra.

El cáncer de mama es uno de los tipos más comunes de cáncer en mujeres de todo el mundo. Tomar conciencia de la salud mamaria puede ayudar a detectar el cáncer de mama en forma precoz. Cuanto antes sea detectado, el tratamiento es más simple y la probabilidad de recuperarse totalmente es mayor.

Cómo tomar conciencia de la salud de sus senos

La Concienciación sobre la salud mamaria significa acostumbrarse a mirar y palpar sus senos periódicamente para saber lo que es normal para usted.

No existe un conjunto formal de instrucciones para examinarse los senos. Revise sus senos de la forma que le resulte cómoda y conveniente para usted. Por ejemplo, quizás le resulte más fácil:

  • buscar cambios en sus senos antes de bañarse o ducharse, usando un espejo para ver sus senos desde distintos ángulos
  • palpar sus senos con las manos jabonosas mientras se baña o ducha
  • revisarse los senos mientras está acostada en la cama

Una vez que se familiarice con la apariencia y sensación normal de sus senos, notará si algo cambia.

Si se siente incómoda o ansiosa antes de revisarse los senos, le podría resultar útil hablar sobre sus preocupaciones con un médico.

Código de cinco puntos de la Concienciación sobre la salud mamaria

Siga el código de cinco puntos de la Concienciación sobre la salud mamaria.

  • 1. Saber lo que es normal para usted.
  • 2. Mirar y palpar los senos para revisarlos.
  • 3. Conocer los cambios a detectar cuando mira y palpa los senos.
  • 4. Informar al médico inmediatamente de cualquier cambio que detecte.
  • 5. Por último, averiguar si hay exámenes de mamas de rutina disponibles en su área y si usted es elegible para ellos.

La disponibilidad y el uso de estas pruebas de detección pueden variar de un país a otro.

Cambios comunes en los senos

Sus senos cambiarán a lo largo de su vida y se verán afectados por los ciclos menstruales, la edad, los embarazos, la menopausia y las píldoras anticonceptivas. Por tanto, es importante recordar que no siempre un cambio al tacto o a la vista de un seno es un motivo de preocupación. Por ejemplo, es normal que los senos estén sensibles o parezca que hay bultos justo antes de su período, especialmente cerca de las axilas. Esto sucede cuando el tejido que produce leche en sus senos se activa.

Durante y después de la menopausia, los senos pueden cambiar de tamaño o sentirse más sensibles o con menos nódulos a medida que se detiene la actividad del tejido productor de leche en sus senos.

Si se ha sometido a una histerectomía antes de la menopausia, sus senos igualmente se pueden sentir sensibles o nodulosos todos los meses, aun cuando sus períodos se hayan detenido. Esto se debe a que sus ovarios todavía funcionan y siguen produciendo hormonas. Es posible que advierta cambios mensuales en sus senos hasta el momento en que sus períodos se detengan naturalmente (menopausia).

Cambios en los senos que requieren consulta

Consulte a un médico si nota cualquier cambio que no sea normal para usted, especialmente si los cambios son en un solo seno. Los cambios en los senos a los que debe estar atenta incluyen:

  • cambio en el tamaño, forma o tacto de su seno
  • hoyuelos, pliegues o enrojecimiento de piel
  • sarpullido o costra en el pezón o alrededor del pezón
  • cambio en un pezón, como por ejemplo, cambio en la forma o si se vuelve hacia adentro (pezón invertido)
  • secreción del pezón (sin estar amamantando)
  • sangrado en el área del pezón
  • dolor en una parte del seno o axila
  • inflamación, engrosamiento o bulto en el seno o axila

Estos síntomas no significan que usted tenga cáncer de mama. Pero si los tiene, consulte a un médico.

Información adicional

Organización Mundial de la Salud (OMS)

www.who.int

Fuentes

Fecha de publicación: Junio de 2011

Artículos relacionados

Publicado por el equipo de información sobre salud de Bupa, junio de 2011. Esta hoja informativa está destinada a mujeres que desean informarse sobre la Concienciación sobre la...
Esta hoja informativa es para personas que tienen cáncer de los conductos biliares o que desean obtener información sobre el tema.   El cáncer de los...